Lüderitz se carga el mito de África PDF Imprimir E-mail
Lüderitz no responde a la típica imagen que se tiene de ÁfricaLlegamos por fin a Lüderitz. Nos habían hablado de una ciudad fantasma perdida en medio del desierto y al borde de la zona prohibida de Namibia (Diamond Restricted Area). Decían que los diamantes los recogían de la superficie, estaban a simple vista... Kolmanskoppe solía ser una ciudad minera, pero desde 1956 está abandonada, ya no vive nadie allí. Ahora la sustituye otra más al sur. Curiosa ciudad abandonada, semihundida en el desierto.

Pocas cosas más interesantes hay en Lüderitz. En realidad quise salir de ahí desde el principio, rumbo al Fish River Canyon, el segundo cañón mas grande del mundo (es fácil saber cuál es el primero...) pero una por culpa de una votación nos quedamos dos noches en vez de una en esta aburrida ciudad. Cosas de la democracia.
Leer más...
 
Sossusvlei: ni agua ni gasolina PDF Imprimir E-mail
El colorido de las dunas en Sossusvlei es impactanteEl desierto desde el cielo se ve fascinante pero hay que pisar sus arenas, y qué mejor que las dunas mas conocidas: Sossusvlei, en el Namib Desert, es el desierto más antiguo y con las dunas más altas del mundo. Son altas, rojas y perfectamente recortadas por el viento, sólo deformadas por nuestras pisadas al andar sobre ellas. Ausencia completa de cualquier tipo de vida, dicen que aquí sólo habita el payaso del namib, es un pequeño lagarto que levanta las patas simultáneamente para evitar quemárselas por las abrasantes arenas expuestas constantemente a los rayos del sol.

Estamos en invierno, pero no creo que el payaso del Namib haga distingos invierno-verano. Pequeña pateada de quince minutos, a Deadlei, ¿dónde estamos?, ¿en Marte?. Un lago completamente seco lleno de árboles muertos rodeado de dunas rojas enormes y perfectas. Se trata de un paisaje realmente desconcertante y al mismo tiempo bello y sobrecogedor. Da la sensación de que todo parece normal aquí. En esta zona del planeta pueden pasar perfectamente dos años sin llover, por lo que abundan lagos y ríos secos. La mayoría de los cauces de estos últimos ni siquiera llegan al océano.
Leer más...
 
Powered by Joomla World.
La verdad descarnada de Soweto PDF Imprimir E-mail

Unos chavales juegan en una de las calles de SowetoQuizás para forzar la suerte o puede que tan sólo picado por la curiosidad, me largué en riguroso taxi privado a Soweto, una aldea de casi cuatro millones al sur de Johannesburg, lugar minado de sangomas, una especie de brujos que adivinan el futuro y cocinan pócimas que conjuran o producen el mal de ojo. Cuidado, que aquí eso no es cosa de broma. "Soy cristiano, pero también creo en la fuerza de los brebajes. A mi primogénito le sirvió para encontrar trabajo. No debemos despreciar lo que es útil para nuestra descendencia", me cuenta Elías, mi taxista para la ocasión.

Jane, la guía de la casa-museo Nelson Mandela, me lleva de la mano a la vivienda de una famosa hechicera. Casa de ladrillos buenos, puerta cerrada. Está usando piedras y huesos para resolver el problema de un 'cliente'. No me puede atender, mala suerte. "A veces también te anuncia que te vas a morir pronto...", suelta sin pestañear mi acompañante. Me piro del tirón (puede que haya sido lo suyo que la bruja esté ocupada).

Leer más...
 
El zrazy reivindica su origen PDF Imprimir E-mail
Escrito por Inna Kokoulina   
Un mapa de la antigua República de las Dos NacionesEl reparto de las fronteras políticas se mueve con el paso de los años. Una anciana balcánica, por poner un ejemplo, ha podido vivir a lo largo de su vida en tres y cuatro países diferentes sin haber cambiado de domicilio. Esta cuestión afecta a la cocina...

Hay un plato que resulta muy celebrado en Europa oriental y del que reivindican su origen varias naciones: Lituania, Polonia, Ucrania y la que seguramente sea la verdadera: Bielorrusia. Todo debido a aquellos años que estos países formaban la República de las Dos Naciones. El zrazy, como se conoce, lleva más de tres siglos metido en nuestras vidas, por lo que no se nos puede negar esta denominación de origen a los bielorrusos.

Como muchos otros platos del mundo nació para aprovechar sobras de otras comidas. Pero hoy en día se hace a conciencia por su buen sabor. Les cuento su proceso de elaboración.
Leer más...
 
Siéntate a la mesa con Otto von Bismarck PDF Imprimir E-mail
Escrito por Anita Hiden   

Otto von Bismarck por Franz von LenbachDesde que en el banquete inaugural de la Gran Exposición de 1873, cuando el káiser Guillermo I, el canciller Otto von Bismarck, el duque Patrice Mac Mahon presidente de la tercera República de Francia, el emperador Pedro II de Brasil y Cristian IX de Dinamarca probaron el tafelspitz, se puede considerar esta exquisitez como plano nacional de Austria. Sin duda el orgullo culinario de mi tierra. Permítanme que les cuentecómo se prepara...

Ingredientes para la carne: un kilo de pulpa vacuna muy tierna y magra, un litro y medio de agua, tres zanahorias, 200 gramos de apio, una cucharadita y media de sal, un puerro, dos cebollas grandes, unos 30 gramos de perejil, 600 gramos de patatas, media cucharadita de pimienta, y dos hojas de laurel.
 
Ingredientes para la salsa de rábano picante: 30 gramos de manteca o margarina, 25 gramos de harina, 375 mililitros de caldo (de la que suelte la carne), 120 gramos de crema, 40 gramos de rábano picante rallado, media cucharadita de limón, sal a gusto, una pizca de pimienta, una cucharada de aceite. En su defecto, se puede utilizar salsa de rábano preparada.

Leer más...