Botsuana
El Botsuana los camiones hacen de autobuses PDF Imprimir E-mail
Botsuana
Un autobús de Botsuana con muchos kilómtros recorridosCinco de la mañana, rebotados en la estación de autobuses. Llega el primero, nos metemos para preguntarle a un amable conductor, que con ganas de conversación, apaga la luz de su cabina, coge de su neverita lo que él llamaba su té de la mañana, aunque lo que yo le vi sacar de su neverita era una cerveza... “es que no se nos permite beber alcohol”. Nos confirma que no pasaba ningún autobús a la frontera, sólo hay uno a la semana y pasó ayer a las 4.30 de la tarde (fue precisamente al que renunciamos por confiar en la T de la que todo el mundo nos hablaba).

Al chófer se le enciende la bombilla y nos dice que tenía una gran idea: él va a Gaborone, pero nos puede dejar en un conocido cruce de carreteras al que llaman la T, que hay mucho tráfico y no tardarán en pararnos. Lo decía con ganas de ayudar, con síntomas de habernos dado la gran solución, sintiéndose realmente útil, pero a mí, sinceramente, después de nuestra experiencia previa en el mismo cruce, me dieron ganas de darle una buena guantada con la mano abierta.
Leer más...
 
La aventura de encontrar transporte en Botsuana PDF Imprimir E-mail
Botsuana
El aforo de los buses en Botsuana se optimiza a topeEstábamos a punto de dejar Botsuana. Lo primero es llegar a Nata... en autobús de línea. Era bastante incómodo pero nos hacía gracia la situación (nos hacía gracia porque no sabíamos lo que nos esperaba a partir de ese momento).

Para llegar a Windhoek, capital de Namibia, tenemos una combinación de cuatro autobuses. Llegamos a Ghanzi, ya sólo nos quedan tres. El próximo, por lo visto, sale a las 4.30 de la tarde, pero es la una y queremos salir ya de este agujero polvoriento porque la frontera cierra a las cinco, aunque dicen que allí la policía se porta muy bien con los turistas y los dejan acampar sin problema. Decidimos seguir el consejo que nos daba todo el mundo y nos plantamos en la T (luego explico qué es), a 30 kilómetros, en un autobús escolar cuyo chófer tenía tiempo de acercarnos antes de recoger a los niños. Eso sí, después de convencerle con unos cuantos dólares.Parece que era la mejor opción.
Leer más...
 
Los hipopótamos te la juegan en el Parque Chobe PDF Imprimir E-mail
Botsuana
Un hipopótamo muestra sus fauces a un tímido pajarilloLlegamos al Parque Chobe (Botsuana) y lo primero que hacemos es buscar un hotel. Tenemos la suerte de que encontramos un par de bungalows al borde de una laguna, alquilamos una barca a motor... Un tal Salomón es nuestro guía: vemos jirafas, elefantes, hipopótamos, cocodrilos… muchos animales que en realidad no parecen peligrosos, quizás por la tranquilidad que se respira, sólo el sonido del motor de la barca.

Nos pasamos girando la cabeza de un lado al otro sin perder detalle, me doy cuenta de que nos estamos acercando demasiado a un hipopótamo a todo motor, yo creía que nuestro guía se quería acercar más para que lo viéramos mejor, pero en seguida me percaté de que en realidad no lo había visto...
Leer más...
 
Las hienas causan canguelo en el Moremi PDF Imprimir E-mail
Botsuana
Una hiena devora un cadáver con varias alimañasDespués de buscar por todas las agencias para arreglar un safari en Moremi, todo estaba fullybooked... Por fin encontramos a un negro que nos lo organiza (mucho más barato de lo que ofertan aquí las grandes empresas que tienen sus propios campamentos). Sucede que por acampada libre dentro del parque, los negros nativos de aquí son los únicos autorizados para hacerlo. El gobierno les da facilidades.

Fue un gran acierto: resulta más arriesgado, pero no hay duda de que lo vives más que en los campamentos. Kensen es nuestro guía, antes de irnos a la tienda de campaña a dormirnos comenta que las hienas se pasan todas las noches buscando restos de comida. Efectivamente, nos despiertan unas cuantas veces por la noche, Kensen se levanta y las ahuyenta con piedras. No hay quien duerma, estamos cagados...
Leer más...