En ‘faluka’ el gran Egipto se convierte en cotidiano PDF Imprimir E-mail
Egipto
Los protagonistas rodeados de ‘falukas’Las sorpresas de un viaje a Egipto no siempre están en encontrarte un templo milenario. Eso ya más o menos lo sabes y vas preparado. Pero se te queda cara de tonto de como a los guías que siempre se sacan de la manga una excursión que no se incluye en lo contratado originalmente. Así que conviene ir con la cartera llena, porque las propuestas son a veces muy difíciles de rechazar.

Una de las excursiones que piqué junto a mi mujer resultó ser muy interesante, se trataba de una aldea egipcia. Tras días y días templos, faraones y momias era bueno recordar que estábamos en África. Además este tour incluye navegar en un ‘faluka’, la embarcación típica de río Nilo.  La aldea tenía casas muy bien edificadas, la visita incluye entrada en una casa y una escuela.

El inconveniente de navegar en la ‘faluka’ es el viento. Pues bien, me toco el día que el dios Eolo estaba de vacaciones, aunque por estar en estos lares debería dejar de lado el panteón griego y evocar a Amón, dios de los navegantes.  Así que tras estar casi una hora parados, vinieron a rescatarnos un barco a motor y acercarnos a la playa que estaba a unos pocos kilómetros río arriba.

En el techo de la nueva embarcación se estaba en la gloria, tenía dos sillas para disfrutar del paisaje. Invité a unos niños a subir, aunque los padres no estaban muy de acuerdo.  Pero para niños, todos los que rodearon la embarcación y tras conocer tu país de origen te recitaban un repertorio de canciones de tu tierra. Profesionales de ganarse a los turistas.

En una aventura como esta no podía faltar el montar en camello.  Es un bicho tan alto que al montar y al desmontar te hace sentir vértigo. Lo curioso es que para subirse, primero sube las patas traseras mientras las delanteras siguen de rodilla. Para bajar hace el movimiento al revés, se agacha primero las patas de adelante. La sensación de que te caes seguro es inevitable.

Por cierto, mucho hablar del Nilo, pero no de su animal estrella, los cocodrilos. Pues bien en la aldea pudimos ver a algunas crías. Al ser pequeñas, no había que temer. Afortunadamente.

Rudy Guerreiro
Comentarios (1)Add Comment
0
toni
noviembre 23, 2010
Votos: +1
...

creo que lo de la faluka debe estar divertido pero lo veo inestable en cuanto haya algo de viento

Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy