En ambulancia al Stonehenge africano PDF Imprimir E-mail
Gambia
Escrito por David Navarro   
La entrada al sitio de los círculos de piedra de WussaLa llegada a Kuntaur nos cambió la cara a mi compañero de viaje y a mí: una aldea sin gente en la calle (sólo una calle) y sin coches. Un ambiente totalmente desolador. En nuestras cabezas pasaba el abandonar la idea de bajarnos aquí, pero había que hacer frente al orgullo y seguir con el plan. Imagino a nuestros 'eventuales' compañeros de viaje divagando nuestra locura de quedarnos en medio de la nada...

Perseverar podía suponer acceder al Parque Nacional del Río Gambia de una forma más rápida sin tener que pasar noche allí, además de ahorrar costes. Lo primero fue buscar barco; para ello pregunté a la única persona que vimos en el pueblo. Bastante colaborativo, dijo que conocía a uno, o más bien al único que podía llevarnos. Me trajo un niño de unos seis años para que me llevara hasta él.

Siguimos al crío a través de la ladera del río mientras todos los habitantes nos miraban con extrañeza. Normal, pocos forasteros deben pasar por aquí, y menos gente extranjera y blanca. Por fin preguntando, llegamos hasta nuestro hombre, sentado entre unas chabolas nos explica que efectivamente nos puede llevar, y que incluso nos puede meter en el parque, y allí hacer el abono a los guardas. Se le veía muy puesto en el tema. Los chimpancés parecían cerca, pero algo no cuadraba, el precio. No es que fuera caro, pero no disponíamos de esa cantidad, y aunque con euros lo podríamos haberlo solucionado, las tres horas de duración de la travesía nos iba a complicar la salida de este pueblo. Así que descartamos la excursión por la que habíamos venido hasta aquí, cuanto lo teníamos todo tan a mano. Pero había que salir de aquí, que todo pintaba a que no era fácil.

Volvimos al punto inicial donde estaba nuestro primer contacto y le pedimos ayuda para el éxodo. Nos comentó que no había taxis ni coches en Kuntaur. Pero que era amigo del conductor de la ambulancia de la zona,  y aunque no era fácil localizarlo, teníamos muchas posibilidades de su ayuda. Milagrosamente, en ese instante pasó por allí. Su propuesta nos llegó pronto y a precio de oro. Qué remedio, no había otra alternativa que aceptar. Pero siempre hay que sacar algo a cambio, así que le pedimos que por ese precio, nos llevara a ver los círculos de piedra de Wussa y nos ayudara a negociar transporte para salir de Wussa hasta Farafenni.

En ambulancia pero sin sirena nos plantamos en el Stonehenge africano. Este conjunto de túmulos funerarios es del primer milenio de nuestra era y forman círculos con grandes piedras apreciándose bastante armonía. Su construcción sigue siendo un misterio hoy día, aunque es una señal de que hubo junto al río Gambia una gran civilización, tan importante como demuestra su legado. La UNESCO declaró este conjunto como patrimonio de la humanidad en el año 2006. A pesar de su importancia no había nadie para visitarlo, ni siquiera el taquillero.

En Wussa, nuestro conductor de ambulancia hizo honor a su promesa y pudimos coger un gelli-gelli a muy buen precio en el que nosotros íbamos como únicos pasajeros, de esta forma nos permitía llegar a Farafenni, pueblo fronterizo con Senegal, a una hora decente o lo más importante salir de Wussa, ya que los transportes gambianos no parten hasta que estén completos y en ese pueblo había poca gente con ganas de movimiento. Aunque alguna confusión hubo de haber, porque en el recorrido se montaba y bajaba de allí todo el mundo que encontrábamos en el camino. Pero bueno, lo importante es que salimos bien parados de nuestra cabezonería, y aunque no vimos monos, sí un patrimonio mundial.

David Navarro
Comentarios (1)Add Comment
0
Alberto
enero 25, 2011
Votos: +0
...

David! Muy guay pero... pon más fotos!
Me interesa mucho el tema prehistórico.
Saludos, Ferraris.

Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy