Marruecos
Marruecos le da una vuelta al calabacín PDF Imprimir E-mail
Marruecos
Escrito por Karim R.   
Un alojamiento junto a las dunas de MerzougaMarruecos es tierra de contrastes: discurre entre las aguas bravas del Atlántico y el tranquilo Mediterráneo, entre los bosques de la cordillera del Rif y las áridas arenas de Merzouga, y también entre la milenaria Fez y la moderna Casablanca. Así es la cocina marroquí, tan diferente que nunca aburre. Una propuesta interesante es un calabacín relleno de arroz y carne picada.

Ingredientes: un kilo de calabacines pequeños, un vaso de arroz redondo, un cuarto de kilo de carne picada de res, un cuarto de kilo de tomate, dos cucharadas de aceite de oliva, dos matojos de perejil, el zumo de un limón exprimido, sal, pimientas y ras al hanut.
Leer más...
 
Con tajín o sin tajín PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
Marruecos
Escrito por Karim R.   

Taller de fabricado artesanal de tajinesUna de las comidas más populares marroquíes es el tajín (o tayín), llamado así por el recipiente en que se cocina. Se trata de una cazuela de barro con tapadera cónica que condensa el vapor de la cocción hasta que recupera su estado liquido y cae sobre la cazuela, por lo que al guisar a fuego lento no es necesario añadir ningún tipo de liquido al guiso y los ingrediente se cocinan con su propio jugo permitiendo conservar todo su sabor y sus propiedades. Pero como es difícil tener un tajín en la cocina, enseñaré como hacerlo si no disponemos de él.

Ingredientes: dos espaldas de cordero, dos gramos de hebras de azafrán, dos cebollas, media cucharada pequeña de jengibre molido, tres ramas de canela, 40 gramos de mantequilla, cinco cucharadas soperas de aceite de oliva virgen, un manojo de cilantro fresco, un manojo de perejil, 150 gramos de ciruelas pasas, 50 gramos de azúcar, un limón, cien gramos de orejones de albaricoque, sal y pimienta.

Leer más...
 
Harira: el método marroquí para salir del Ramadán PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
Marruecos
Un grupo de dromedarios avanza por una playa marroquíNo resulta muy complicado triunfar en los fogones de Marruecos. Nuestra cocina es eminentemente popular y como tal no requiere demasiada complicación. Se trata de la única zona magrebí que no ha recibido influencias de la dieta turca, lo que le confiere una personalidad especial a pesar de que otras culturas, como los bereberes, moriscos, Oriente Medio, mediterráneos y africanos sí que se han dejado sentir.

Les propongo una sopa riquísima. Realmente algo fuera de lo común. Se llama harira y habitualmente la tomamos para romper el ayuno el mes de Ramadán por su alto contenido nutritivo. Se hace así: ponemos en una olla un quilo de tomates pelados con un par de cebollas. Cogemos un apio y medio y le cortamos las hojas de arriba (no los tallos). Los echamos con dos matojos de perejil. Se puede añadir algo de harina para espesar la masa. Agregamos un poco menos de un litro de agua y azafrán. Todo lo anterior lo trituramos en la batidora y lo ponemos a fuego medio-alto. Añadimos la carne en trozos, lentejas y garbanzos. Lo salamos y ponemos pimienta molida. Cocemos el tiempo que necesitan las legumbres, una media hora.
Leer más...
 
Un salpicón muy sano y 'filosófico' PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
Marruecos
Escrito por Karim R.   

Mani, en una antigua ilustraciónLa riqueza de la cocina marroquí es tal que se permite importar ingredientes de otros países. Pero no dejan de ser platos auténticos del país del Atlas. Una propuesta es el conocido plato de salpicón persa. El nombre le viene por el uso de cacahuete o maní, que es conocido su procedencia americana, pero curiosamente es por la relación del nombre del fruto con el de Mani, un conocido filósofo-religioso de origen iranio que fundó el maniqueísmo en lo que fue el imperio parto hace casi dos milenios.

Es muy fácil de elaborar y sirve para como entrante para cualquier comida. Además basado en apio, una verdura con propiedades muy boticarias usada desde la antigüedad. Curiosamente el apio tiene calorías negativas ya que se gasta más en digerirlo que las calorías que aporta. Así que no sólo alimentará sino que ayudará a nuestra salud.

Los ingredientes necesarios serían: dos apios de 500 gramos cada uno, cien gramos de maníes o cacahuetes, 50 gramos de uvas pasas, 125 gramos de mayonesa, media taza de crema de leche, sal, pimienta y zumo de limón.

Leer más...
 
Couscous, mucha sémola al poder PDF Imprimir E-mail
Marruecos
Escrito por Karim R.   

Elaboración del Couscous en la medina de Fez
 

Aunque llevo viviendo muchos años en España el couscous sigue siendo una referencia de nuestros orígenes para todos los marroquíes que vivimos fuera de nuestro país.

La forma de cocinarlo en condiciones es la siguiente: el preparado clásico es al vapor y toma su tiempo. Ahora es mas fácil: vamos a preparar una libra (500g) de couscous. Necesitamos un recipiente con agua hirviendo salada en la misma cantidad que vamos a introducir de grano de couscous al hervir.

Leer más...