Bolivia
Una sopita con chuños incaicos PDF Imprimir E-mail
Bolivia
Escrito por Marcelo Paredes   
Un campesino prepara al sol los chuñosQué buena sensación trasmite una cucharada de sopa en la boca, más cuando se está en las frías cumbres andinas. El mundo del caldo resulta muy variopinto en Bolivia. Les voy a enseñar cómo cocinar un consomé con un ingrediente muy especial: el chuño. Éste es un tubérculo doblemente secado, a base de congelación y exposición al sol. Se lleva haciendo así desde la época incaica con el objetivo de conservar las papas durante mucho tiempo.

Ingredientes: tres cuartos de kilo de carne de vacuno, un cuarto de kilo de chuños pequeños remojados, una cabeza de cebolla, una zanahoria, un nabo, un plato pequeño de habas y arvejas, una ramita de apio, una ramita de hierbabuena, una ramita de perejil, una pizca de ajo molido, una cucharada pequeña de de pimentón colorado, una cucharada de orégano desmenuzado, cuatro cucharitas de perejil finamente picado, sal y una cucharada de aceite.
Leer más...
 
Tres hurras por la silpanchería de doña Cecilia PDF Imprimir E-mail
Bolivia
Escrito por Marcelo Paredes   
La medalla de la ciudad entregada a Doña CeciliaEl departamento de Cochabamba (Bolivia pura) tiene un plato estrella que bien pronto saltó al resto del país. De hecho, a día de hoy su tirón es incuestionable y se ha convertido en una auténtica representación de la gastronomía boliviana. Me refiero al silpancho. Se trata de una receta con una curiosa historia: fue doña Celia la Fuente Peredo la que innovó hace unos 60 años partiendo como base de una comida popular. Su aportación fue añadirle huevo y arroz. A esta dama le debemos muchos y buenos atracones...

Desde entonces todo se extendió y hoy en día las calles de Cochabamba hay muchísimos lugares exclusivos para esta insignia culinaria. Por suerte, la sillpanchería de doña Cecilia sigue funcionando en la calle Lanza esquina calle Ecuador, aunque regentada por su hija. Obvio.
Leer más...
 
Un locoto para los ancestros PDF Imprimir E-mail
Bolivia
Escrito por Marcelo Paredes   

En un puesto callejero nunca faltan los locotosCuando en la cocina boliviana hablamos de locoto, nos referimos al Capsicum pubescen, una variedad de pimiento andino tan antigua que se han encontrado sus semillas incluso en tumbas de 2000 años de antigüedad. De ahí su nombre actual derive del quechua luqutu. Esta pequeña introducción me servirá para presentar un plato muy tradicional como son los locotos rellenos.

Ingredientes: doce locotos grandes, un cuarto kilo de carne de res, dos cebollas medianas y finamente picadas, un tomate, dos cucharadas de ají colorado molido y frito, media cucharilla de pimienta, la punta de una cucharilla de comino, un trozo de queso mozzarella rallado, sal al gusto y aceite.

Leer más...
 
Chankas hasta en la sopa PDF Imprimir E-mail
Bolivia
Escrito por Marcelo Paredes   

Una estatua representando a un guerrero chankaLos chankas son una etnia andina que luchó contra el imperio incas poniéndolos contra las cuerdas. Pero en realidad no quiero hablarles de historia sino de uno de los platos bolivianos por excelencia: la chanka de pollo. Consiste en una sopa bastante consistente porque está cargada de ingredientes sólidos. Se lo explico con más detalles.

Ingredientes: cuatro presas grande de pollo o un pollo pequeño, media taza de habas tiernas, cuatro papas grandes peladas, dos hojas de laurel, una cebolla con cola (cebolla china), un pimiento morrón y sal.

Leer más...
 
Las salteñas, a medio camino entre Argentina y Bolivia PDF Imprimir E-mail
Bolivia
Escrito por Marcelo Paredes   

Tajira es el epicentro de las salteñasLa salteña es uno de los platos más típicos de Bolivia y además trae consigo una curiosa historia. A comienzos del siglo XIX la señora Juana Manuela Gorriti, que nació en la ciudad argentina de Salta, tuvo que huir al exilio junto con su familia durante la dictadura de Juan Manuel de Rosas. Dejó todas sus pertenencias y bienes atrás, y se estableció en Tarija, un hermoso pueblo boliviano. La familia Gorriti estuvo marcada por la extrema pobreza. La desesperación hizo que comenzara a preparar unas empanadas caldosas.

La venta de estos productos se hicieron muy populares al mismo tiempo que Manuela que fue apodada 'la salteña', referiéndose a su lugar de origen. El producto lentamente fue ganando popularidad en Tarija y finalmente se convirtió en una tradición como lo es su lugar de origen (Salta-Argentina). Los niños decían: "ve y recoge una empanada de la salteña". Al pasar del tiempo, muchos olvidaron el nombre de Manuela Gorriti, pero la Salteña (nunca mejor dicho) saltó a todo el país.

Leer más...
 
<< Inicio < Prev 1 2 Próximo > Fin >>

Página 1 de 2