La sopa coreana que sobrevivió al Imperio PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por Qihao Gong   
Así vestían los últimos miembros de la dinastía ChosŏnDurante casi siete siglos la recordada dinastía Chosŏn rigió los destinos del Imperio Coreano... hasta que los japoneses se anexionaron nuestro territorio. Es posible que los antiguos símbolos imperiales hayan desparecido actualmente, pero el sabor de una buena sopa sigue marcando el ritmo en los hogares coreanos. La fuerza de los fogones marca la herencia de lo que en sus tiempos fue una cultura floreciente.

Les propongo una receta muy sencilla para hacer sopa de pollo. A través del cuchareo es posible que conozcan un poco más de nuestra cultura.

Ingredientes: una cucharadita de semillas de sésamo, ocho tazas de caldo de pollo (lo mejor si es casero), dos cucharadas de ajo muy picado, dos cucharadas de jengibre rallado, media taza de arroz, un cucharada de salsa de soja, un cucharada pequeña de aceite de sésamo tostado, una cucharadita de pasta de chile picante, una taza de pollo cocido y desmenuzado y dos cebolletas muy picadas.

En una sartén pequeña, tostamos las semillas de sésamo a fuego medio alto. Movemos muy a menudo hasta que queden ligeramente doradas y aromáticas. Esto debe durar un minuto. Lo ponemos en un tazón pequeño y lo apartamos.  Luego en una olla grande echamos el caldo de pollo junto con el ajo y el jengibre. Lo llevamos a ebullición con un fuego fuerte.

Una vez en ese punto que veamos al caldo hacer pompitas, vertemos el arroz. Bajamos el fuego a medio-bajo y cocinamos a fuego lento hasta que el arroz esté tierno. Debe ser entra doce y quince minutos. Será el momento de rociar con salsa de soja, aceite de sésamo y pasta de chile picante. Además ponemos también el pollo cocido y dejamos al calor hasta que se caliente.

Para terminar lo servimos en tazones y decorado con cebollinos y las semillas de sésamos reservadas.

Qihao Gong
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy