La poesía de Hafiz late con fuerza en Shiraz PDF Imprimir E-mail
Irán
Escrito por José Enrique Díaz   
La tumba de Hafiz suele estar rodeada de peregrinosLa visita que más disfruté en Shiraz fue sin duda la tumba de  Hafiz. Poco se sabe sobre la vida de este poeta iraní del siglo XIV pero como sucede con el Cid, también triunfa después de muerto.

El recinto se compone de dos jardines separados por una columnata, y aprovecho la ocasión para irme por las ramas sobre los jardines de Irán; por todas las ciudades de Irán que pasamos, a medida que cae el sol, familias y grupos de amigos van ocupando los parques (incluyendo el césped de las rotondas) con  alfombras, cojines, tiendas de campaña, camping-gas… en fin, con todo lo necesario para pasar un rato agradable.   A destacar también que, dado que el gobierno va cerrando casas de té y otros puntos de encuentro entre hombres y mujeres, son de los pocos espacios abiertos al galanteo disponibles en el  país. La gente aprovecha el verde para lo verde (tenía que decirlo). 
Vuelvo a la sepultura de Hafiz. Cubierto por una cúpula, bajo uno de sus poemas cincelados en la  lápida, descansa el poeta en un podio escalonado  rodeado de árboles, bancales de flores y estanques. El lugar es bonito pero lo que me encantó fue el ambiente.  Se dice que en cualquier casa de Irán puedes encontrar un Corán y un libro de este poeta y muchos iranís se enorgullecen de poder citar sus versos de memoria, no es de extrañar por tanto que para muchos de ellos más que de una visita se trate de una peregrinación.

Era un martes tarde-noche y el recinto estaba abarrotado, los hay que enfrente de la tumba buscan conocer su futuro abriendo obras de  Hafiz al azar a ver que les anuncia un  verso, otros tirando pétalos de rosa sobre la tumba y todos haciéndose fotos en modo ametralladora, la megafonía retransmitiendo poemas…  chavalitos y chavalitas haciéndose los encontradizos por las esquinas mientras los padres hablan o rezan, alfombras con corros de madres charlando y tomando un té. Resumiendo, un espectáculo que disfrute y recomiendo.

“Con frecuencia, un verso precioso
 alivia un corazón apesadumbrado”

Hafiz

José Enrique Díaz
Comentarios (1)Add Comment
0
moisés
octubre 21, 2010
Votos: +1
...

me alegra saber que aún queda sensibilidad en algunos lugares

Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy