Sunny Beach: la ciudad de la diversión búlgara PDF Imprimir E-mail
Bulgaria
Escrito por David Navarro   
Uno de los muchos hoteles de Sunny Beach lleno de veraneantesLa costa búlgara en el Mar Negro alberga una referencia para el clásico turismo vacacional... De hecho, su nombre resulta bastante explícito y vende por sí sólo: Sunny Beach.

La realidad es que Sunny Beach es un auténtico mamotreto turístico construido sobre una playa de arena blanca de varios kilómetros. También es conocido como la playa de las 24 horas de diversión. Por supuesto fui a comprobarlo.

Lo primero fue coger un apartamento a través de la agencia New Balkan Tours, la verdad que rápidamente me consiguieron uno a escasos minutos de la playa y a un precio bastante bueno. Disfrutar de la playa con cervezas de medio litro a 0,75 euros, ayuda a amenizar la jornada y hacer el cuerpo para la noche.

A partir de que se pone el sol, el paseo marítimo se empieza a llenar de gente deambulando de un sitio a otro y rebosando todos los locales. Las horas pasas y el grado de embriaguez también aumenta. Hay muchísimos sitios para ir, aunque eran la mayoría de veinteañeros. Tras dar vueltas encontré mi sitio en el Mexo, una choza  a pie de playa con la barra en forma de circunferencia en el centro. Todo el mundo bailaba de manera desatada y bebía desenfrenadamente a ritmo de la música del bielorruso Alexander Ribak, ganador del festival de Eurovisión 2009 representando a Noruega. De vez en cuanto rociaban la barra con alcohol y prendían fuego. Cautivador y tentador el permanecer aquí. Pero había que seguir conociendo otros lugares.

La luz del día da al bar Mexo un ambiente más relajadoCon un taxi me trasladé a la supuesta mejor discoteca, Cacao Beach. Pero al llegar estaba algo vacía. Pero junto a ella se encontraba el Bedroom Beach, una terraza disco a pie de arena de playa. Tenía dos partes diferenciadas, una de música comercial y otra de house. La segunda estaba con un ambiente buenísimo y gente guapa. Una DJ muy cualificada que ponía a todos la marcha en el cuerpo. Aquí la mayoría de los presentes eran búlgaros. 

Tras un par de horas, era hora de volver al Mexo, que tenía un ambiente más internacional. Allí con buenas jarras de cerveza para terminar la noche casi con el amanecer. Justo al frente un puesto de fast food que nunca cierra y perfecto para comer una súper hamburguesa de camino al hotel.

Sunny Beach es perfecto para aquellos que quieran una semana de playa y diversión.

David Navarro




Comentarios (2)Add Comment
0
carla
junio 04, 2010
Votos: +0
...

felicidades, gran historia con muchos datos curiosos

0
Rosa
junio 05, 2010
Votos: +0
alternativa

me alegra conocer nuevos interesantes puntos de movida veraniega... Aunque me coja lejos lejos lejos!!!!

Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy