La purificación del vino, el pavo y san Martín PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
Croacia
Escrito por Ana Barić   
Un dibujo muestra a San Martín socorrido por un romanoSan Martín es una festividad celebrada en muchos puntos de Europa, concretamente el once de noviembre. Dicen que fue en su origen una fiesta pagana. Hay quien defiende que incluso en ella radica el origen de Halloween. La forma de celebrar es distinta según el lugar en el mapa. En algunos lo hacen con luz (Países Bajos) y en otros con una purificación del vino, como en Croacia. Todo esto suele ir acompañado con un plato tradicional, que debe ser un ave de corral acompañada con una especie de pan frito llamado ‘mlinci’. Les propongo una receta a base de pavo en su propio jugo con mlinci.

Ingredientes para el mlinci: 350 gramos de harina, sal y agua. Para el pavo: un pavo, sal, una taza de agua, y aceite vegetal al gusto.

Por un lado hacemos los mlinci. Preparamos una masa a base de harina y agua salada algo tibia. La amasamos bien, aunque no debe quedar muy consistente.  Luego dividimos la masa en cuatro o cinco trozos. Los aplanamos con un rollo de amasar para que queden algo finos, pero no demasiados y con una forma redonda. Los metemos en una rejilla en el horno, separando cada pieza. Es fundamental que el horno esté previamente caliente.

Por otro lado hacemos el pavo. Lo frotamos con sal y aceite vegetal para dejarlo reposar toda la noche.  Antes de asarlo, le pasamos una brocha con aceite. Luego lo colocamos en una fuente para asarlo, añadiéndole un poco de agua. El horno debe estar caliente antes de introducirlo. Para cocinarlo en su propio jugo debe hacerse de forma muy lenta. Más o menos unas tres horas hasta que la carne esté tierna. La temperatura debe de ser de unos 180 grados centígrados. De vez en cuando rociar su jugo por encima del pavo.

Para concluir, retiramos el pavo, pero dejamos la salsa resultante. La agitamos un poco y colocamos el mlinci allí y lo cocinamos brevemente. Ya en una fuente grande colocaremos el pavo y el mlinci listos para comer.

Ana Barić
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy