Tras los pasos de la ‘British Huelva’ PDF Imprimir E-mail
España
Escrito por Juan Pablo Navarro   
El Muelle de Hierro sobre el río OdielEl paso de los británicos no pasó desapercibido por Huelva, en el sur de la península ibérica. Resulta muy numeroso el legado que dejaron en la ciudad y es muy interesante hacer un recorrido que identifique sus huellas.

Todo comenzó con la adquisición en 1873 por Matheson y Cía de las minas de Río Tinto que aceleró la modernización onubense con la Alameda Sundheim, el Barrio Obrero, la Casa Colón y, sobre todo, el singular Muelle de Hierro que alcanzó más de un kilómetro de longitud. Peculiar consecuencia de esta influencia fue la introducción del fútbol en España con la fundación del Recreativo de Huelva. El resultado fue una mezcla entre la arquitectura británica y la onubense. De hecho, los arquitectos que intervinieron en las distintas obras son tanto británicos como españoles.

El muelle de Hierro, obra de Gibson y Bruce de 1876, alcanzó los 1.165 m, de longitud. Fin de trayecto del ferrocarril que transportaba los minerales desde Río Tinto, el muelle partía de tierra para alzarse durante 577 metros sobre el Odiel;  este tramo es recto durante 200metros para proyectar una larga curva que desemboca en una nueva recta: por sus dos pisos entraban y salían los trenes para alojar su carga de mineral en las bodegas de los barcos. Desde 1975 dejó de utilizarse.

La Casa Colón, construida entre 1883 y 1892 como hotel. Se inauguró con una fastuosa fiesta conmemorativa del 400 aniversario del descubrimiento de América. Su fracaso como hotel llevó a adaptarlo años después para oficinas de la Riotinto Company. Desde 1992, se convirtió en un centro cultural bajo la denominación de Casa Colón.

Situado al final de la Avenida de Sundhein, el Barrio Reina Victoria fue construido a partir de 1916 para albergar a los trabajadores de la Riotinto Company a modo de ciudad jardín. Participaron arquitectos españoles como Aguado y Pérez Carasa y británicos como Morgan.

Guillermo Sundheim (Giessen, 1840- Huelva, 1903) fue esencial en el desarrollo de esta Huelva decimonónica. Cónsul de Alemania en Huelva, comprendió las oportunidades de la ciudad y puso en contacto diversos empresarios extranjeros como Enrique Doetsch o Hugh Matheson con las minas onubenses, posibilitando la creación de la Rio Tinto Company Limited. Igualmente, promovió el enlace ferroviario entre las minas y el puerto onubense, así como los enlaces de Huelva con Zafra y Sevilla.

Además, hizo posible la conmemoración en la ciudad del IV Centenario del Descubrimiento de América, la construcción del Hotel Colón y el conocimiento del entonces casi olvidado entorno del Monasterio de
La Rábida. Igualmente, inició el desarrollo de la explotación turística  de la costa onubense en las playas de Punta Umbría, como lugar de descanso de los directivos británicos de las minas. Como no podía ser de otro modo, fue uno de los promotores del Huelva Recreation Club.

Para reponerse de esta enorme visita, lo mejor es relajarse en alguno de sus bares donde la buena comida nunca falla.

Juan Pablo Navarro

Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy