Día de San Marcos: mucha adrenalina en Ohanes PDF Imprimir E-mail
España
Escrito por David Navarro   

Las pendientes del pueblo dificultan la carrera Nunca había oído hablar de San Marcos como una fiesta muy especial, pero en Ohanes, un pueblo de la provincia de Almería (España), tienen una forma muy especial de celebrarlo. Así que para descubrirlo me fui a investigar aprovechando que el 25 de abril (día del santo) coincidió en domingo.

Ohanes es un pueblo pequeñito, en la ladera de una montaña en la alpujarra almeriense. O sea, mucha cuesta arriba y cuesta abajo, con calles muy estrechas, casas de color blanco al más puro estilo andalusí, sin duda un lugar muy pintoresco. El día era perfecto, luciendo un  agradable solecito de verano que con las horas se convirtió en un calor más que pegajoso. El pueblo estaba a rebosando, no cabía ni un alma más. Seguramente media Almería estaba metida allí. Pero no hay que pensar en la típica fiesta con botellones multitudinarios en la calle; lo que se hace aquí es una procesión en la que pasean a San Marcos en una procesión por el pueblo. La banda acompaña tras el paso tocando una música muy de verbenas como ‘paquito chocolatero’, ‘barrilito’,…

Para dar emoción a la procesión sueltan unos cuantos toros por el pueblo. Sí, toros de esto que pesan 500 kilos y de color negro. Aunque no están sueltos del todo, sino que están sujetos por una maroma (una cuerda gruesa) que porta la gente de cada peña. Digamos que cada peña tiene su toro. De esta forma controlan un poco, que el toro corre para un lado, tiran del lado contrario, ya que la cuerda tiene dos extremos y el toro se sitúa en el centro. Pero a un bicho de esos es muy difícil de controlar. El objetivo de cada peña es al toro delante del santo, y lo más difícil, hacer que el toro se arrodille ante él y bese su estandarte.

El momento arrodillamiento taurino pone muchísima emoción. Es la masa de la peña y gente del pueblo la que hace arrodillarse al animal. El problema es para el primer valiente que se acerca, que el toro lo suele mandar lejos. Pero en el momento que alguien se agarra a los cuernos le siguen otras treinta personas que saltan encima para provocar la reverencia. Un espectáculo ver toda esa gente encima del toro, ya que más de uno salía mal parado, lógico. Pero después, cuando la gente se quita, hay que correr, ya que el toro se levanta con toda la más mala idea del mundo y se dedica a envestir por todos lados con mucho odio.
 
Cuando vi mi primer toro me puse muy nervioso porque no se sabe para qué sitio va a tirar la bestia y hay tanta gente que los sitios que pueden ser seguros están cogidos. Así que a veces no se sabía que era más peligroso si la gente o los toros. Aunque vas entrando en calor corriendo varios toros vas cogiendo confianza, pero nunca la suficiente porque su tamaño no deja de ser más que respetable.
 
Todo esto dura casi cinco horas, hay 17 toros que lo van soltando por turnos. Andar por el pueblo hace que te los encuentres a la vuelta de cualquier esquina, sin duda un poco cardiaco por la estrechez de las calles y el miedo escénico cuando ves que viene gente corriendo. ¡Demasiada tensión!
 
Lo mejor es que la gente del pueblo hace ollas de sangría y se la ofrece a toda la gente que pasa por las puertas de sus casas, con el calor que hacía, sentaba mejor que nunca. Tras la recogida de San Marcos en la iglesia, todo el mundo acaba en la discoteca del pueblo para seguir la celebración, muy buen ambiente.

San Marcos en Ohanes es recomendable para todo aquél que busque un subidón de adrenalina con muchos sobresaltos, además disfrutar de un pueblo muy bonito, ver una fiesta muy original, y dejarse llevar por la marcha alpujarreña.

 

David Navarro

Comentarios (2)Add Comment
0
María
mayo 02, 2009
Votos: +0
...

No estoy muy de acuerdo con las fiesta que con animales.

0
Juan
mayo 02, 2013
Votos: +0
...

Una fiesta increible,para mi la.mejor fiesta de Andalucia. Recomendable que todo el mundo asista almenos.una vez en su vida. Es realmente una fiesta preciosa,ademas no hacen ningun daño a los animales,al contrario lo.que hacen es venerarlos, algo muy bonito.

Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy