Una excursión por las playas del desembarco de Normandía PDF Imprimir E-mail
Las tumbas se reparten en el Cementerio AmericanoLas playas de la Normandía francesa se convirtieron en escenario principal del devenir mundial a comienzos de la década de los 40. El desembarco de las tropas aliadas para combatir a la Alemania de Hitler se produjo en este enclave que aún hoy día respira historia por los cuatro costados. No resulta muy difícil revivir los acontecimientos de aquellos días con un recorrido por la costa normanda: el llamado día D (jour J en francés) puede seguirse paso a paso.

Sucedió el 6-6-1944 y fue la mayor operación bélica de la historia. En realidad se demoró un día sobre los planes previstos porque se produjo la mayor tormenta de los últimos 20 años. Por carretera, de este a oeste, lo primero que se contempla es el llamado puente Pegasus, el primero en ser liberado en Francia. La carretera 514 discurre paralela a la costa por las playas del desembarco, un manual de historia a golpe de volante.

Todos los pueblos exhiben con orgullo sus memoriales, museos, emplazamientos de los búnkers, carteles de hermanamiento con otros pueblos de EEUU, Gran Bretaña e incluso Alemania. Se trata de pasar página sin olvidar lo que sucedió. Demasiadas vidas se quedaron en el camino.

En Courseulles sur mer se encuentra el único memorial canadiense, posiblemente el museo mejor preparado y más ilustrativo. El edificio, obra del arquitecto Brian Chamberlain es de por sí una maravilla. Enclavado a pie de playa, es gratuito para los veteranos de la guerra y los miembros de la Resistencia... como todo en este recorrido.

Pintura ´bélica' en la capilla del cementerioEn el pueblecito de Arromanches hay que realizar una parada para admirar su cine en 360 grados con un película que te mete en la piel de los soldados que cruzaron el estrecho para libertar a Francia. Impresionante. El título de la película lo dice todo: "El precio de la libertad".

Más hacia el oeste está Omaha Beach, posiblemente el escenario más recordado por albergar los combates más singulares. El Normandy American Cemetery & Memorial es un tributo al recuerdo de los 9387 soldados americanos que allí quedaron enterrados. La pulcritud del lugar estremece. Miles y miles de cruces de impuloto mármol blanco junto con algunas estrellas de David en un césped perfectamente cuidado reciben la visita de muchos ex combatientes y familiares que presentan sus ramos de flores.

La capilla del cementerio está ornamentada con un fresco que reúne motivos religioso y militares. La contemplación de la pintura te hace preguntarte por las barbaridades que se han cometido en nombre de Dios a lo largo de la historia. Y lo que queda...

Daniel Pinilla


Comentarios (1)Add Comment
0
gabriel
noviembre 16, 2010
Votos: +1
...

a los americanos les encantan los cementerios militares. la verdad es que son los amos del tema

Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy