Islas Griegas: el crucero de moda (I) PDF Imprimir E-mail
Grecia
Escrito por Alejandra Valor   
Los turistas se agolpan para ver los molinos de viento en MikonosSi te planteas hacer un crucero por las Islas Griegas, estás en la onda. Celebridades de todas las categorías, desde la princesa del pueblo (español), Belén Esteban, hasta la princesa de España, Letizia Ortiz, han escogido este destino para disfrutar de sus vacaciones. Por eso, nosotras no íbamos a ser menos.

El primer día fue un poco agotador pero merece la pena cuando te imaginas lo que te espera. Cogimos el avión en Madrid dirección El Pireo (Atenas).Después de tres horas de travesía y de otra hora en autobús llegamos a nuestro barco: el Grand Celebration. Y más grande fue nuestra celebración cuando vimos “el bicho”. Dos palabras lo definen todo: im-presionante. La sensación es como estar en un hotel en el mar con restaurantes, piscinas, jacuzzi, gimnasio, peluquería, spa.... vamos, todo lo que te puedas imaginar para tener unas vacaciones de lujo. Eso, sí, ahora viene la parte mala, unas vacaciones que compartes con 1.500 personas más, y hablo literalmente.


El segundo día comenzamos el viaje propiamente dicho. Nuestra primera parada fue Atenas. Antes de nada una recomendación, cada excursión organizada por el crucero cuesta unos 50 euros, lo mejor es moverte por tu cuenta. Llegamos a la Acrópolis. Hicimos todo el recorrido acompañadas de un calor asfixiante, lo mejor es llegar a primera hora de la mañana. Después visitamos el barrio de la Plaka y cómo no, tiendas y más tiendas por el centro.

Nuestro siguiente destino era la isla de Santorini. Ese fue nuestro primer contacto con el paraíso. Llegamos desde un barquito y la primera imagen no se te borra de la retina, aguas turquesas en las que se apoya una roca volcánica que acoge cientos de casitas blancas. A la isla se puede subir en teleférico o en burro -por cinco euros-. Lo más divertido es el burro, os lo aseguro.

Por la tarde llegamos a Mikonos, algo así como la Ibiza griega. En esta isla lo principal es ir a buscar el famoso pelícano, los molinos de viento y ver el atardecer en la llamada “pequeña Venecia”. La puesta de sol es una de las más bellas del mundo. Por supuesto si podéis quedaros de noche no lo dudéis, hay un ambiente espectacular.

(Continuará…)

Alejandra Valor

Comentarios (1)Add Comment
0
gregor
septiembre 27, 2010
Votos: +0
...

muy buena descripción de los lugares. espero la segunda parte para tomar nota

Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy