La caza de las mejores aceitunas griegas PDF Imprimir E-mail
Grecia
Escrito por David Navarro   

Restos de la antigua ciudad de CardamilaMe encanta el Peloponeso tiene mucho que ver además de todos esos vestigios históricos.

Para dejarse sorprender, sólo hay que coger la carretera que va desde Gythio hasta Pilos, la cual va dejando un rosario de pequeños pueblos costeros y de interior que conservan un encanto especial. Podríamos destacar una docena de ellos pero por nombrar uno diría Cardamila. Los griegos opinan que esta zona es el paisaje más bonito de toda la costa griega continental.

En Cardamila una opción es ver los restos de la antigua ciudad, pero no hay que hacerse ilusiones de encontrar grandes restos arqueológicos. Pero  lo que es cierto es que aquí para mucha gente para hacer senderismo por la garganta de Vyros. No es mi caso, pero por los comentarios que escuché merece mucho la pena.

Otra parada especial la tiene Kalamata, famosa por sus aceitunas. Y como no, me compré un buen tarro, y a comer aceitunas…Están muy buenas, pero acaban cansando, incluso a un fanático de las olivas como yo.

Pilos como final de etapa, con sus dos castillos, y también es un centro de veraneo importante, aunque hay que ir en otra época porque en enero estaba un poco muerto. Pero un chocolate caliente que quita el sentido en la pastelería de la plaza de la ciudad, y los helados y pasteles eran de muy buen ver.

Mucho vértigo en el canal de CorintoComo curiosidad del Peloponeso, aunque en el norte tenemos el Canal de Corinto, una colosal obra hecha en la roca para que crucen los barcos por allí. Una idea que tuvo originariamente Alejandro Magno y Calígula pero fue el propio Nerón con un pico de oro quién comenzó la obra, aunque no pudo concluirla al quedarse sin presupuesto para continuar.

Esta península no tiene desperdicio por donde vayas.


David Navarro

Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy