El secreto, esta vez sí, está en la masa PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Italia
Escrito por Aldo Bergomi   

Un grupo de pizzeros rodea una pizza giganteLa elaboración de la masa de pizza es muy sencilla. Importante, hay que prepararla unas seis horas antes de cocinar la pizza en sí. Lo ideal es hacer la masa de forma manual, aunque las máquinas de cocina ayudan. No olvidemos que amasar con las manos siempre es una terapia relajante...

Para hacer cuatro pizzas, necesitamos 450 gramos de harina, 20 gramos de levadura fresca, 220 gramos de agua con gas, diez gramos de sal, 25 gramos de aceite de oliva y una cucharada de azúcar. Una vez conseguido los ingredientes, disuelve la levadura en agua templada. A continuación añade el aceite, mezclar bien e incorpora la harina, el azúcar y la sal. Vuelve a mezclar y amasa hasta que la masa se despegue de las paredes, puede ser que necesites más agua o más harina, dependerá de la harina utilizada. Pero bastará con añadir a medida que se requiera.

 

Haz una bola con la masa de pizza y déjala reposar a temperatura ambiente (ojo, cierra las ventanas) y cubre con un paño limpio y seco en una superficie enharinada o en un cuenco que sea bien amplio para que tenga espacio para crecer. Llegado el momento de hacer las pizzas, basta con hacer las porciones y amasar procurando que quede una base de pizza fina. Después cúbrela con los ingredientes que más te gusten, hornea y disfruta.

Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy