Polonia
Auschwitz quita el apetito PDF Imprimir E-mail
Polonia
Auschwitz dibuja una estampa lúgubre en el horizonteEstábamos llegando a Cracovia desde Wroclaw (la gran desconocida de Polonia, con una de las mayores plazas de Europa; es obligada su visita, lo más atrevidos la llaman la pequeña Venecia de Polonia por sus canales) en tren y teníamos que darnos prisa para coger el autobús que nos llevaba a Auschwitz, el mayor campo de concentración y exterminio de la época nazi.

Auschwitz está situado a unos 60 kilómetros de Cracovia y se divide en dos partes Auschwitz I y Auschwitz II (Birkenau). El primero, por decirlo de alguna manera, era el centro administrativo del campo aunque obviamente murieron miles de personas. Es tristemente famosa la frase que ves nada más entrar en el complejo “El trabajo os hace libres", sin saber los judíos lo que les esperaba...
Leer más...
 
Eclipsados por la marcha polaca PDF Imprimir E-mail
Polonia
Escrito por Alejandro Luna   

Hermosa perspectiva del centro de ŁodzAprovechando que un amigo estaba en Polonia con una beca, fui allí, concretamente a una ciudad emergente arquitectónicamente hablando como es Łodz.

La ciudad se mostró bastante gris, muy estropeada y oscura. Me impactó por ser la ciudad más vieja que había visto nunca en mi vida y no me refiero a que era antigua. Estaba deteriorada.

Como había poco que ver, mi amigo con el que viajaba y yo, decidimos sacar partido a la urbe saliendo de marcha. Nos alojamos en la residencia de mi amigo el becario, curiosamente todas las ventanas estaban empapeladas de papel de aluminio. La respuesta la tuvimos rápido, amanecía a las cinco de la mañana y no había persianas, ni cortinas.  El hándicap fue que como hacía calor, había que dormir con las ventanas abiertas.

Leer más...
 
Por qué Varsovia resulta fascinante PDF Imprimir E-mail
Polonia

El viajero, junto al monumento a las víctimas de la GestapoAntes que nada, a la hora de hablar de Varsovia, hay que recomendar, imprescindible, hartarse de comer pierogi, unos raviolis de patatas que se hacen con diferentes rellenos y que están mortales. Los ponen en un montón de restaurantes y la verdad es que están muy ricos, no son nada caros y llenan bastante. No se puede pedir más. También es importante darle una oportunidad a los panes de jenjibre, muy populares en toda Polonia, aunque los genuinos los hacen en Torun, otra ciudad. No olvidar comer pretzel, los panes que tanto hay en Alemania pero los polacos dicen que no son alemanes realmente.

Bueno, aparte de hartarnos de comer (y beber cerveza) en Varsovia, también hicimos un poco el turistilla. El centro histórico, la Stare Miasto, fue destruida por completo durante la segunda guerra mundial, aunque posteriormente ha sido reconstruida con esmero, casi piedra a piedra, y el resultado es estupendo. Las casas de distintos colores, rodeadas por murallas, torres y el castillo real, justo en el meollo del centro, resultan muy fotogénicas. Encontramos un albergue baratito en un pasaje transversal muy recomendable.

Leer más...
 
Viaje al interior de la tierra... en Cracovia PDF Imprimir E-mail
Polonia
Interior de una capilla horadada en la mina de WieliczkaUna de las visitas obligadas que hay que hacer cuando uno se pasa por la tierra de Juan Pablo II (sí, Cracovia), más concretamete sus alrededores, es la mina de sal de Wieliczka, muy cerquita de la ciudad. Está considerada patrimonio de la humanidad por la Unesco y fue explotada continuadamente durante 900 años, que se dice pronto. Es un poco viaje al centro de la tierra, ya que llegó a tener 300 kilómetros de túnel. Eso es un montón de kilómetros.

En la visita se aprende cómo se extraía la sal, algo de arquitectura y las condiciones de vida de los mineros. Ahora sólo los guías llevan un uniforme algo hortera que simula el de bombero. Dentro de la mina hay lagos, montones de estancias (trabajaban caballos bajo tierra) y lo más espectacular es que hay una catedral horadada entera en sal. Sorprendente, muy impresionante. Verdaderamente se queda uno con la boca abierta.
Leer más...
 
La inquietante experiencia de Auschwitz PDF Imprimir E-mail
Polonia

Puerta de entrada al campo de concentración de AuschwitzAparte de visitar Cracovia, es una auténtica cagada estar en la tierra de Karol Józef Wojtyla (léase Juan Pablo II; por cierto, hay montones de recuerdos por toda la ciudad porque además Polonia es un país muy católico) y no darse una vuelta por lo que allí llaman la 'Cracovia mágica'. Se trata de los alrededores de la ciudad, donde hay un par de puntos de interés que no hay que dejar pasar.

Nosotros cerramos una excursión de un día en el mismo hostal; da tiempo a ver lo fundamental de una tacada. Resultó muy sencillo porque todo el mundo lo oferta, aunque hay que estarse pendiente porque los precios tienen mucha oscilación de unos a otros. Lo realmente inexcusable es ir a conocer Auschwitz, el campo de concentración y exterminio nazi, a unos 60 kilómetros de la ciudad.

Leer más...
 
Más artículos...
<< Inicio < Prev 1 2 Próximo > Fin >>

Página 1 de 2