Windsor y su gran miniatura PDF Imprimir E-mail
Reino Unido
Escrito por Juan Pablo Navarro   
Una vieja foto con los artesanos en pleno trabajoEn mi paso por Windsor, uno de los lugares más vinculados con la realeza inglesa del territorio británico, tuve un encuentro que me devino a un paralelismo singular. Siempre me encantó la portada de Astérix y Cleopatra parodiando el coste de la famosa y casi homónima película de Liz Taylor y Richard Burton:"¡La mayor aventura jamás dibujada, 14 litros de tinta china, 30 pinceles, 62 lápices de mina blanda; 1 lápiz de mina dura, 27 gomas de borrar, 38 kilos de papel, 16 cintas mecanográficas, 2 máquinas de escribir, 67 litros de cerveza, fueron necesarios para su realización!"

Qué decir entonces de la casa de muñecas de la reina Mary donde innumerables artistas, artesanos y escritores trabajaron durante cuatro años. La idea fue de la princesa María Luisa, quien encargó en 1920, al que era el más importante arquitecto del Imperio, Sir Edwin Lutyens, una casa de muñecas para la colección de la reina María, mujer de Jorge V. Al terminarla, así son los ingleses, el regalo no se consideró una excentricidad sino que llegó a simbolizar la maestría de los artesanos británicos tras superar la Primera Guerra Mundial.

Sir Edwins creó una casa a escala 1:12 en estilo palladiano y su decoración se diseñó como si de un palacio real se tratara. No se escatimó en ningún detalle: se contrató a electricistas y fontaneros para tener luz eléctrica y agua en los cuartos de baño, se instalaron dos ascensores; 160 ecritores, entre ellos Kipling, escribieron para los libros en miniatura de la biblioteca, se diseñó hasta un pequeño gramófono ¡qué funcionaba!; se reprodujeron muebles del castillo de Windsor y los alimentos de la despensa o los vinos  de la bodega (rellenas con vino de verdad) iban etiquetados con marcas de la época. Entre los pintores, Glyn Philpot pintó el techo del dormitorio de la reina y la miniaturista Mahala Theodora 'Dora' Webb pintó un diminuto retrato del príncipe de Gales. Se diseñó hasta un pequeño teatro para representar a Peter Pan.

¿Es o no es la mayor casa de muñecas jamás construida? Id a verla, entonces, si os pasáis por el castillo de Windsor.

Juan Pablo Navarro
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy