Rumania
El arte de amar no murió en Constanza PDF Imprimir E-mail
Rumania
Escrito por David Navarro   

El poeta Ovidio inmortalizado ante el museo ArqueológicoLa ciudad más grande del Mar Negro rumano de Constanta o Constanza. Poco conocía acerca de ella y lo primero que me encontré fue la estación de autobuses. No había muy buen ambiente por lo que podía observar. Me comentaron que era un barrio de etnia gitana que ahora se puede pasear, pero hace unos diez años no había posibilidad de pasar por aquí sin ser atracado. Qué gran noticia.

Varios barcos sitiados estratégicamente dan la bienvenida a la ciudad. Son bonitos y es original. Históricamente conocida como Tomis fue un puerto muy importante de la provincia romana de Moesia, lo que comprendía los actuales territorios de Bulgaria y Serbia. Se puede ver su parque arqueológico donde hay numerosos restos y algo de la antigua muralla. Hoy en día su puerto es el mayor de Rumania.

Leer más...
 
El cementerio dictatorial de Bucarest PDF Imprimir E-mail
Rumania

La inquietante tumba del dictador CeaucescuTras asombrarme con el Palacio del Pueblo, me encaminé a mi segunda parada en Bucarest. Un autobús que sale del citado Palacio del Pueblo, nos deja en el extrarradio de la ciudad. Allí, rodeado de enormes edificios residenciales al estilo soviético, en un extenso recinto amurallado, se halla el cementerio de Ghencea. Camino de la entrada, se ven algunos locales con todos los elementos necesarios para el último descanso, del ataud a la lápida, pasando por plañideras de alquiler según me comentan, un auténtico lujo.

En los años que siguieron a la caída del dictador, sólo los privilegiados podían permitirse una caja de madera, por lo que muchos depositaban a sus muertos directamente en la tierra. De hecho se vendían los ataúdes en la misma puerta del cementerio porque muchas familias traían los cadáveres por sus propios medios al no poder pagar el transporte.

Leer más...
 
Los fantasmas de Ceaucescu PDF Imprimir E-mail
Rumania

Fachada principal del mamotreto de CeaucescuLa primera visita que recomiendo en Bucarest es el gigantesco Palacio del Pueblo. Encargado por el dictador Ceacescu, el segundo mayor edificio del mundo consta con más de mil habitaciones según el último recuento. Para construirlo derribaron buena parte del casco viejo y usaron tanto mármol, que durante años los rumanos renunciaron a poner en sus tumbas lápidas de dicho material dada su escasez.

Actualmente, la Cámara de los Diputados, el Senado, el Museo Nacional de Arte Moderno y el de Trajes Folclóricos, el Tribunal Constitucional, doce salas de conciertos y doce de teatro, un centro internacional de conferencias...  ocupan una parte del edificio. Si se tiene el capricho es posible alquilar cualquiera de las salas restantes, no es necesario reservar con antelación dado que nunca se ha ocupado en su totalidad.

Leer más...
 
Eforie Nord: el gentío rumano playero PDF Imprimir E-mail
Rumania
Escrito por David Navarro   

Formidable aspecto de la playa de Eforie NordLa costa rumana tiene como centro neurálgico a Constanza. Muchas de sus playas con nombres casi místicos como Saturn, Constinesti, Jupiter, Mamaia o Mangalia hacen difícil la elección. Constinesti tiene fama de ser la playa de los estudiantes, Mamaia dicen ser la más glamurosa, pero mi opción fue ir a la popular Eforie Nord.

Más que masificada en agosto, Eforie Nord se caracteriza por ser un río de gente continuo por sus principales calles. Los veraneantes aprovechan el sol desde que sale hasta que se oculta. Tiene una serie de pequeñas playas separadas por espigones. Me sorprende que todo el mundo quepa aquí. Ahí quioscos callejeros que ofrecen comida por todas partes como kebabs, rosquillas, pescado... y los desayunos son contundentes, a las ocho de la mañana te puedes atiborrar de salchichas y huevos. No está nada mal.

Leer más...