Historias de Viajeros
Lüderitz se carga el mito de África PDF Imprimir E-mail
Namibia
Lüderitz no responde a la típica imagen que se tiene de ÁfricaLlegamos por fin a Lüderitz. Nos habían hablado de una ciudad fantasma perdida en medio del desierto y al borde de la zona prohibida de Namibia (Diamond Restricted Area). Decían que los diamantes los recogían de la superficie, estaban a simple vista... Kolmanskoppe solía ser una ciudad minera, pero desde 1956 está abandonada, ya no vive nadie allí. Ahora la sustituye otra más al sur. Curiosa ciudad abandonada, semihundida en el desierto.

Pocas cosas más interesantes hay en Lüderitz. En realidad quise salir de ahí desde el principio, rumbo al Fish River Canyon, el segundo cañón mas grande del mundo (es fácil saber cuál es el primero...) pero una por culpa de una votación nos quedamos dos noches en vez de una en esta aburrida ciudad. Cosas de la democracia.
Leer más...
 
Sossusvlei: ni agua ni gasolina PDF Imprimir E-mail
Namibia
El colorido de las dunas en Sossusvlei es impactanteEl desierto desde el cielo se ve fascinante pero hay que pisar sus arenas, y qué mejor que las dunas mas conocidas: Sossusvlei, en el Namib Desert, es el desierto más antiguo y con las dunas más altas del mundo. Son altas, rojas y perfectamente recortadas por el viento, sólo deformadas por nuestras pisadas al andar sobre ellas. Ausencia completa de cualquier tipo de vida, dicen que aquí sólo habita el payaso del namib, es un pequeño lagarto que levanta las patas simultáneamente para evitar quemárselas por las abrasantes arenas expuestas constantemente a los rayos del sol.

Estamos en invierno, pero no creo que el payaso del Namib haga distingos invierno-verano. Pequeña pateada de quince minutos, a Deadlei, ¿dónde estamos?, ¿en Marte?. Un lago completamente seco lleno de árboles muertos rodeado de dunas rojas enormes y perfectas. Se trata de un paisaje realmente desconcertante y al mismo tiempo bello y sobrecogedor. Da la sensación de que todo parece normal aquí. En esta zona del planeta pueden pasar perfectamente dos años sin llover, por lo que abundan lagos y ríos secos. La mayoría de los cauces de estos últimos ni siquiera llegan al océano.
Leer más...
 
El país Bassari invita a perderse del mundanal ruido PDF Imprimir E-mail
Senegal
Escrito por David Navarro   
El atardecer visto desde Chez GilbertSenegal es un país geográficamente muy plano, dominado por las cuencas de sus tres grandes ríos: el Senegal, el Gambia y el Casamance. Sin embargo, en el este del país, lo que se entiende como parte fronteriza con Guinea, se encuentra una zona montañosa conocida como el País Bassari.

Nos situamos en la región más pobre de la nación, a pesar de contar con minas de oro y hierro. La alegría de este pueblo le imprime un carácter diferenciador con el resto de etnias senegalesas, especialmente referenciado en sus constantes fiestas. Este es un lugar se podría caracterizar por ser perfecto para desconectar de todo. La puerta de entrada es Keudogou, una ciudad relativamente pequeña que sirve como base antes de olvidarse de la civilización. Una polvorienta y zigzagueante carretera de tierra conecta con el principal pueblo bassari, Selémata. A medio camino, una cantera de mármol invita a una pequeña parada. El paisaje se decora con diminutas aldeas construidas con cañizo.
Leer más...
 
La casa del genio en Portlligat PDF Imprimir E-mail
España
La cama de Dalí y Gala preside el dormitorio a dos alturasSi fascinante resulta la visita al Museo de Dalí en Figueras, posiblemente más lo es conocer el lugar donde durante medio siglo vivió el genio ampurdanés. De hecho, la actual Casa-Museo ubicada en Portlligat fue la única residencia estable de Dalí desde que dejó de ser un niño. En este privilegiado rincón del Cabo de Creus vivió junto a Dala hasta que le sorprendió la muerte a su amada y se trasladó al Castillo de Púbol por no poder resistir el dolor.

No todos los días se tiene la oportunidad de pasear por las estancias más íntimas de un genio artístico, y más si están de la misma forma que como él las dejó al abandonar la casa. Todo en el lugar es daliliano, desde el único dormitorio (las visitas pernoctantes no se estilaban), desde cuya cama se podía ver el amanecer por un ingenioso juego de espejos, hasta la habitación ovalada de Gala, en cuyo centro geométrico se produce un eco perfecto.
Leer más...
 
La Sardina se entierra entre murgas y plañideras PDF Imprimir E-mail
España
Un cortejo fúnebre (más o menos) en el entierro de la sardinaLas Palmas es el lugar. La capital grancanaria, canariona como le gusta que se denomine a sus paisanos, vive como pocos lugares en el mundo la fiesta del Carnaval. A tope durante un par de semanas y hasta el final de las mismas. Sucede que el punto y final a tanto desmadre no tiene nada que ver con una vela que se apaga: es una movida por todo lo alto. Se trata de enterrar la sardina, aunque más propiamente es de quemarla.

Este pescado simboliza el Carnaval. Cuando desaparece es síntoma de que doña Cuaresma ha vencido y que su tiempo ha pasado. El último sábado carnavalero, media Las Palmas se viste de luto para la ocasión. Ellas van con traje ceñido negro y normalmente con mantilla y medias de encaje, al estilo de las viudas alegres, y ellos... también. El personal masculino con ganas de travestirse aprovecha la ocasión para enloquecer de lo lindo. Se forma un pasacalle con la reina de las fiestas, murgas desfilando, plañideras de toda ralea y por supuesto, con la sardina como protagonista.
Leer más...
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 1 de 108