Una de ‘lolly cake’ para volver a la infancia PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
Nueva Zelanda
Escrito por Kris Moss   
Las gominolas son el ingrediente básico del ‘lolly cake’Los neozelandeses dicen que son tipos especiales, la lejanía del resto del mundo les hace tomar costumbres a veces tan diferentes... Un caso de esta llamemos rareza es el lolly cake. Algo que vendría a ser el experimento de un niño jugando con ingredientes de cocina resulta ser uno de los postres más conocidos del país. Así se las gastan los kiwis... 

Tomen nota de los ingredientes si quieren regresar a la infancia disfrazados de cocineros: 120 gramos de mantequilla, un paquete completo de galletas de malta (250 gramos), 180 gramos de unas esponjitas o gominolas de varios sabores frutales a ser posible, una lata de leche condensada, coco rallado y canela.

En una tabla para cortar o una superficie plana que se usada para aplastar todas las galletas. Un rodillo puede ser muy útil para no tener que aplastarlas a puñetazos. Lo importante es que quede un polvo muy fino. Si queda algún pedazo algo grande tampoco pasa nada. Se deja todo en un recipiente.

Se toma la mantequilla y se mete en el microondas junto con la mitad de la lata de leche condensada.
Medio minuto a máxima potencia debe servir para ablandar la mantequilla sin derretirla.  Por otro lado se cortan en trocitos los diferentes tipos de gominolas. La mantequilla, la leche condensada y los trozos de chucherías se añaden al tazón de galletas. Se mezcla muy bien para que quede una masa uniforme.

Con el resultado pastoso se hace una forma de rollo que se hace rodar por el coco rallado. De ahí se pasa a un recipiente en la nevera para que se endurezca. Importante cubrir con un plástico para evitar la humedad en la torta. En pocas horas deberá estar lista la ‘lolly cake’.

Kris Moss

Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy