Dos semanas en Senegambia con el casco de explorador PDF Imprimir E-mail
Multi-país
Escrito por David Navarro   
Una colorida embarcación sobre el mítico río GambiaAntes que nada, sepan que Senegambia no es un término inventado, sino que hace referencia a la confederación que suscribieron Senegal y Gambia en la década de los 80 del pasado siglo y que por extensión alude a la región de África donde se encuentran ambos países...

Día 1: llegada a Dakar, capital de Senegal. Callejear un poco por las calles del centro y aledaños a la plaza de la independencia. A medio día, excursión en taxi al Lago Rosa, incluido baño (importante no olvidar ropa apropiada...).

Día 2: madrugón para ir con un sept-place hasta Ziguinchor, eso supone casi diez horas de viaje. Hay que tener en cuenta que atravesar Gambia supone cruzar con transbordador el río homónimo. Importante saber que las carreteras en Casamance cierran a partir de las siete de la noche, lo que un retraso del viaje puede acabar en hacer noche en algún punto de la carretera. Desde Ziguinchor en un bush hasta Cap Skirring. Posiblemente las mejores playas de África atlántica. Salida nocturna por el pueblo.

Día 3: con un taxi hasta Diembéreng y allí caminando unos doce kilómetros hasta Cachouane, una aldea Diola junto a unos de los brazos del río Casamance. Afortunadamente parte del recorrido se hizo en un 4x4. Luego allí, una pequeña vuelta en piragua por los estrechos canales de la isla de Karabane. Por la tarde, baño en la solitaria y espectacular playa de Diembéring. Regreso por la noche a Cap Skirring.

Día 4:
excursión hasta Pointe St. George para ver el santuario de manatíes. Con un poco de paciencia se ven estas extrañas criaturas cuando salen del agua a respirar, la soledad del lugar le da incluso más emoción. Por la noche fiesta senegalesa con mucho baile en discoteca Bambú de Cap Skirring.

Día 5:
día de relax en la playa de Cap Skirring. Por la noche fiesta de fin de año por todo lo alto en el Club Med.

Una ciudadana se lo pasa en grande en DiembéringDía 6: madrugón para coger un taxi hasta Ziguinchor, desde allí coger un ‘sept-places’ hasta Tambacounda.

Día 7: madrugón para ir al Parque Nacional de Niokolo-Koba, entrando por la puerta de Dar Salam. Se pueden ver fácilmente hipopótamos, monos, antílopes, gacelas, facoceros, … Un encuentro impresionante con la naturaleza. Noohe en el campamento de Simenti, en el interior del parque.

Día 8: viaje hasta el país Bassari, hasta Salémata, su principal aldea. Por la tarde visita de la aldea bassari de Ebarack. Noche en Salémata.

Día 9: salida del país Bassari con parada en la cascada de Dindefelo para tomar un baño. Luego comer en Kedougou y volver a Tambacounda al atardecer.

Día 10: madrugón para ir en ‘selp-place’ hasta Vélingara, pueblo fronterizo entre Senegal y Gambia. Tras atravesar la frontera llegada a Basse Santa Su. Allí coger un ‘sept-place’ camino Banjul con parada en Kuntaur, para intentar coger un barco para entrar en el Parque Nacional del Río Gambia, pero por falta de unas cuatro horas se descartó la idea. Como alternativa visita a los círculos de piedra de Wassu que son patrimonio de la Humanidad. Al atardecer viaje hasta Farafenni para pasar allí la noche.

Día 11: atravesar la frontera entre Gambia y Senegal; tras la misma agarrar un sept-place (ya le vamos cogiendo gusto) hasta Kaolack. Allí, cambiar de estación para coger otro ‘sept-place’ hasta Saint-Louis. Visita completa al casco histórico de Saint-Louis que es patrimonio de la humanidad por la UNESCO, y el barrio de pescadores con su magnífica y kilométrica playa.

Día 12: excursión al tercer humedal más importante del mundo, el Parque Nacional des Oiseaux du Djiudj. Allí los pelícanos son la estrella, pero también se pueden ver cocodrilos, pitones, monos,… Es un patrimonio de la humanidad. Luego, viaje hasta Dakar. Por la noche salida nocturna, en la que dicen que es la ciudad más divertida de África.

Día 13:
visita a la Isla de Gorée, de donde partían los esclavos para América. Un sitio muy tranquilo y muy bonito que es patrimonio de la Humanidad. Tarde de cervezas y buena comida. Por la noche avión de regreso: tratar de evitar el síndrome post vacacional...

David Navarro
Comentarios (1)Add Comment
0
BIEN
enero 20, 2011
Votos: +1
Un estupendo viaje ..........pero movidito ¡¡¡

Un estupendo viaje ..........pero un poco movidito ¡¡¡

Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy