Que vayamos a palmar en 2012 es un cuento chino PDF Imprimir E-mail
NOTICIAS Triplannet.com

Cartel de la conocida película '2012'La bola de nieve planetaria que circula estos días acerca de la latente posibilidad de que la Tierra tenga su fecha de caducidad fijada en el solsticio de invierno de 2012 carece de base científica. Eso es lo que defiende el doctor David Morrison, científico jefe del Instituto de Astrobiología de la NASA, que ha lanzado una web con el objetivo de echar por tierra todas las teorías catastrofistas que han alimentado la famosa película que arrasa en las taquillas y un creciente número de libros sobre la materia.

Morrison entiende que se ha generado un 'mega mito'. En internet existe un rumor que afirma que el planeta llamado Nibiru (o planeta X) se estrellará contra la Tierra. Esto se suma a que el calendario maya finaliza en 2012, lo que para algunos sugiere que este pueblo sabía algo al respecto. Se le suma al cóctel la explosión de profetas y tenemos el lío formado. Pero Morrison lo explica todo...



El científico dice que Nibiru era un nombre de la astrología babilónica asociado en ocasiones con el dios Marduk. La afirmación de que Nibiru era un planeta y que era conocido por los sumerios son sólo imaginaciones. Se trata de un planeta nunca descubierto por los satélites de infrarrojos de la NASA. Morrison insiste en que la mayoría de las numerosas fotos y vídeos de Internet supuestamente pertenecientes a Nibiru eran de algún objeto cercano al sol: se trataría de falsas imágenes del sol generadas por reflejos internos en la lente, llamados a menudo 'destellos de lente' (esto resulta especialmente obvio en los vídeos, en los que a medida que se mueve la cámara la falsa imagen se sitúa siempre exactamente en el lado opuesto a la imagen real).

Morrison entiende que los que defienden que los gobiernos saben pero callan están desencaminados, "el gobierno no podría mantener Nibiru en secreto incluso aunque se lo propusiera". En cuanto al motivo por el cual según el calendario maya el mundo terminaría en 2012, Morrison afirmó que los calendarios existen para señalar el paso del tiempo, “la cuestión principal, sin embargo, es que los calendarios, ya sean contemporáneos o antiguos, no pueden predecir el futuro de nuestro planeta o advertir de sucesos que vayan a ocurrir en una fecha específica, como 2012. Mi calendario de escritorio acaba mucho antes, el 31 de diciembre de 2009, pero no lo interpreto como una profecía sobre el Armagedón, sino como el comienzo de un nuevo año”.

Por último, en cuanto a la posible desaparición de la Tierra por el impacto de un meteorito, las grandes colisiones son poco frecuentes. La última se llevó por delante a los dinosaurios y fue hace 65 millones de años. Además, hoy en día los astrónomos están llevando a cabo un estudio llamado “Spaceguard Survey” para encontrar cualquier asteroide del tamaño aproximado de la Tierra mucho antes de que impacte. “Ya hemos determinado que no existen asteroides amenazantes tan grandes como el que acabó con los dinosaurios”, subrayó el científico

Comentarios (1)Add Comment
0
toto
diciembre 09, 2009
Votos: +1
...

totalmente de acuerdo con la noticia. además, la película es mala de solemnidad

Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy