Los pueblos indígenas lo tienen crudo PDF Imprimir E-mail
NOTICIAS Triplannet.com
Escrito por NOTICIAS Triplannet.com   

Un grabado de unos guaraníes haciendo vida en un ríoLa organización Survival International ha hecho público recientemente un estudio sobre los daños colaterales que está provocando el cambio climático en los pueblos indígenas. El informe 'La verdad más incómoda de todas' sostiene que el impacto del calentamiento global es visible ya en las comunidades indígenas de todo el planeta: "desde el Ártico a los Andes y al Amazonas, desde las islas del Pacífico a la cuenca canadiense oriental".

El uso de biocombustibles, la proliferación de presas para producir energía hidroeléctrica o las medidas para conservar los bosques tienen como contrapartida la pérdida de tierras que durante siglos han ocupado estas comunidades.


Y es que los pueblos indígenas son particularmente vulnerables a los efectos del cambio climático, ya que dependen en gran medida o exclusivamente del medio ambiente natural para su medio de vida, su cultura y sus vidas.

La organización denuncia que las medidas para detener el cambio climático violan sus derechos y facilitan que los gobiernos y las empresas exploten, y en algunos casos destruyan sus tierras. Asimismo, subrayan la paradoja de que, precisamente los pueblos que menos han contribuido al cambio climático, sean precisamente los más afectados por él y los que verán su tierra destruida en nombre de los intentos por detenerlo.

Millones de personas perderán su tierra y su medio de subsistir si la expansión de biocombustibles sigue al ritmo actual. Los biocombustibles, por ejemplo, se consideran una fuente de energía 'verde' frente a los combustibles fósiles. Sin embargo, gran parte del terreno que se utiliza para cultivarlos es la tierra ancestral de los indígenas. 'Survival International' denuncia que millones de personas perderán su tierra y su medio de subsistir si la expansión de biocombustibles continúa al ritmo actual.

Los guaraníes representan la comunidad indígena más numerosa de Brasil y ya han perdido buena parte de sus tierras debido a la expansión del cultivo de caña de azúcar para convertirlo en etanol. Este pueblo denuncia que en los últimos años decenas de niños han muerto de hambre y temen que planes del Gobierno brasileño para crear nuevas plantaciones agraven el problema.

En la actualidad, los bosques se cotizan a precio de oro. Las selvas de indígenas han adquirido un importante valor económico en el mercado de los llamados 'créditos de carbono'. Con el objetivo de detener la deforestación se han propuesto varios programas para reducir las emisiones derivadas de la degradación forestal (conocidos como REDD).

Estos programas se basan en animar a los países en vías de desarrollo a que protejan sus bosques a cambio de que los países desarrollados les paguen. El carbono almacenado en los bosques generará 'créditos' que los países podrán comprar para compensar sus emisiones de carbono. Los pueblos indígenas temen que este sistema provoque expulsiones forzosas de sus tierras.

Comentarios (1)Add Comment
0
luis manuel
diciembre 30, 2009
Votos: +1
...

la verdad es que el mundo es un asco

Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy