Un MEGAicerberg amenaza las corrientes oceánicas PDF Imprimir E-mail
NOTICIAS Triplannet.com
Escrito por NOTICIAS Triplnnet.com   

Un imagen de la NASA en el momento del desprendimientoUn gigantesco bloque de hielo del tamaño de Luxemburgo se has desprendido recientemente de la masa helada a la que estaba unido. Ahora como iceberg a la deriva puede traer consecuencias tan serias como alterar las corrientes oceánicas.

Los investigadores piensan que a pesar de que el impacto no se sentiría hasta dentro de varias décadas, una disminución en la velocidad de producción de agua fría y densa podría resultar en inviernos menos templados en el Atlántico norte.


El bloque de hielo, de 2.550 kilómetros cuadrados, se desprendió a comienzos de febrero de 2010 del Glaciar Mertz, un cuerpo de hielo flotante de 160 kilómetros de largo que emerge de la Antártida oriental y se extiende sobre el Océano Antártico al sur de Melbourne. Con un grosor de 400 metros, el iceberg podría llenar el puerto de Sídney unas cien veces. El iceberg también podría perturbar la biodiversidad excepcionalmente rica de la zona, que incluye una importante colonia de pingüinos emperadores cerca de Dumont d'Urville, donde se encuentra una estación científica francesa en la Antártida.

La masa de 78 kilómetros de largo y la mitad de ancho, con un peso de más de mil millones de toneladas, se desprendió tras ser embestida por otro iceberg conocido como B9B, que se había separado del continente antártico en 1987.

Atascado allí durante más de dos décadas, el Glaciar B9B se estrelló de frente con la lengua del Glaciar Metz al comenzar a desplazarse. Tanto, ciclos naturales como el cambio climático de origen humano contribuyen al colapso de plataformas de hielo y de glaciares. La marea y las corrientes oceánicas golpean constantemente las áreas expuestas, mientras que veranos más largos y temperaturas más altas también contribuyen a dichos cambios.

Desde que se separó, el iceberg del Glaciar Mertz -al igual que el ahora móvil B9B, de aproximadamente el mismo tamaño- se ha detenido en un área cercana llamada una polinia.

Distribuidos por todo el Océano Antártico, las polinias son zonas que producen agua densa, helada y rica en sal, que se hunde hacia el fondo del mar y dirige las corrientes oceánicas como una correa transportadora. Si estos icebergs se desplazan hacia el oriente y encallan, o flotan al norte hacia climas más templados, no tendrían ningún impacto sobre las corrientes oceánicas.

Pero si permanecen en esta área, algo probable, podrían bloquear la producción de agua densa y recubrir la polinia. La polinia del Glaciar Mertz es especialmente importante, y representa el 20% del agua de fondo de los océanos.

Comentarios (1)Add Comment
0
Mar
marzo 03, 2010
Votos: +0
...

al final ya se sabe, subirán el nivel de las aguas...pero el cambio de las corrientes es tan serio porque afectaría a todos los ciclos de los animales, por lo tanto a todo el planeta. Una auténtica tragedia.

Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy