Los elefantes se hacen pintores en Tailandia PDF Imprimir E-mail
NOTICIAS Triplannet.com

Un elefante colorea divertido un lienzoEl progreso tiene a veces consecuencias perversas. Una de ellas la podemos constatar en Tailandia, donde a principios del siglo XX había 100.000 elefantes domesticados, necesarios para sacar adelante las plantaciones. Con el paso de las décadas, la fuerza bruta de los paquidermos se ha quedado obsoleta, sobre todo tras prohibirse la tala de árboles en el país. Las autoridades han meditado sobre una posible salida y estiman que el mundo del arte puede ser la mejor opción. Cientos de elefantes se han reconvertido en pintores de lienzos para asombro de los turistas.

Los elefantes, eso sí, sin incapaces de concebir la abstracción, como sí hacen por ejemplo los primates. Tan sólo repiten de forma mecánica lo que el mahout, cuidador, les instruye. Su prodigiosa memoria les ayuda a la hora de mover la trompa delante de un lienzo en blanco.

El Centro de Conservación de Elefantes de Lampang creó su excepcional academia de arte para paquidermos en 1998, cuando comprobó el éxito de la idea, y a día de hoy se ha revelado como todo un acierto. De hecho, las obras se venden entre 15 y 3 dólares. Curiosamente, los lienzos son elaborados a partir de heces de elefantes, con lo que todo queda en casa.

Pero la cosa no queda circunscrita a la pintura: en Lampang también ejercitan su creatividad en una orquesta, en la que tocan una amplia variedad de instrumentos de percusión, siendo especialmente hábiles con los xilófonos. El instituto da cobijo a unos 90 elefantes, de los que medio centenar trabaja en los espectáculos para turistas.

Un par de datos más: en Tailandia quedan unos 2.500 elefantes salvajes y otros 2.000 domesticados. Con una esperanza de vida de hasta 80 años, necesitan una tonelada de comida de cada cinco días.

Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy