Preah Vihear, un conflicto con historia PDF Imprimir E-mail
NOTICIAS Triplannet.com

Cuesta, pero es posible que dos países limítrofes con una historia común de hostilidades cíclicas den paso a un momento, llamémole, más civilizado. Tailandia y Camboya, tras protagonizar años de crispación a cuenta de la zona fronteriza situada en torno a las ruinas del templo de Preah Vihear, un punto geográfico que no hace mucho colocó a los dos países al borde un conflicto bélico, han dado un pequeño paso adelante. Ambos países alcanzaron hace algunas semanas un acuerdo, por el que los jefes militares de ambos bandos acordaron mantener en la zona sus respectivas tropas y piezas de artillería, pero igualmente proseguir con las conversaciones para prevenir que se produzcan nuevos enfrentamientos armados. Algo es algo.

 

 

Tras esta puesta en común, fijada hace pocas fechas, la cosa se ha podido torcer un poco y el gobierno camboyano ha alertado a la comunidad internacional de que el ejército tailandés podría haber dañado el templo sagrado de Preah Vihear durante las recientes escaramuzas en la frontera con Tailandia. Una escalera y una escultura del nag (un animal mítico) habrían sido 'tocados' en este templo jemer del siglo XI por disparos de cohetes, declararon fuentes del gobierno camboyano.

El gobierno de Camboya ha destinado un presupuesto de 10 millones de dólares a la restauración del citado templo de Preah Vihear, apunta 'prensa latina'. El santuario khmer, bajo soberanía de Phnom Penh desde 1962, se ha convertido en el centro de una disputa con el reino tai tras su declaración por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en julio de hace un año. Desde entonces las tensiones han marcado las relaciones bilaterales entre los dos países, que declaran el propósito de solucionar sus diferencias por medio del diálogo y la buena vecindad, pero igualmente mantienen un importante número de tropas alineadas en sus respectivos lados de la frontera común.

Muchas han sido las palabras bientiencionadas hasta la fecha, pero este impresionante templo hindú del siglo XI continúa siendo motivo de discreoancias. Confiemos en que este problema tenga fecha de caducidad y que un monumento tan inigualable no sirva de excusa para lanzarse los trastos entre países limítrofes.

Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy