La vacuna del ébola está al caer PDF Imprimir E-mail
NOTICIAS Triplannet.com
Escrito por NOTICIAS Triplannet.com   
Un cartel informa del Ébola en el CongoLos habitantes de África, principalmente, se las ven y se las desean de forma cíclica para hacer frente a los distintos brotes de ébola, una horrible enfermedad para la que en la actualidad no existe tratamiento o vacuna disponible y competente. Las cosas pueden cambiar: según publica esta semana la revista 'Plos Pathogens', estamos a sólo un paso de sintetizar un arma eficaz para controlar este mortífero virus.

Investigadores de los Institutos Nacionales de Salud de EEUU (NIH) han desarrollado una vacuna que, en los ensayos con monos, ha evitado la infección por las dos especies de Ébola más mortales (reconocidos en 1976), para las cuales fue diseñada en principio, pero también confiere protección para una nueva especie de Ébola identificada en 2007 y es aquí donde radica la fuerza de esta vacuna. Lo más importante de este trabajo es que muestra que con una vacuna es posible generar inmunidad para las nuevas especies del virus y no sólo para aquellas para las que fue creada.

La vacuna experimental tiene dos componentes que se administran en dos partes. La primera inmunización consiste en una vacuna de ADN que contiene material genético que codifica las proteínas de los virus del Ébola de Zaire (ZEBOV) y Sudán (SEBOV) (los dos más temidos). El segundo compuesto es un virus del resfriado debilitado. Tras comprobar que protegía frente a ambos virus, los científicos quisieron ir un paso más allá y ver si también era eficaz para los nuevos brotes.

En el experimento realizado por la doctora Nancy J. Sullivan, del Centro de Investigación de Vacunas de los NIH, pusieron a cuatro macacos la vacuna de ADN y, al año, la segunda inmunización. Inmediatamente después expusieron a estos animales vacunados y a otros cuatro macacos sin vacunar al nuevo y último virus del Ébola identificado, el Bundibugyo (BEBOV). La sorpresa fue que todos los que estaban sin inmunizar se infectaron y tres de ellos murieron, mientras que ninguno de los vacunados cogió el virus.

El análisis posterior mostró que los animales vacunados habían desarrollado suficiente respuesta de sus células T (las encargadas del sistema defensivo del organismo) para proteger de las infecciones por BEBOV, aunque la vacuna no tuviera componentes contra éste patógeno en concreto y aunque el organismo no desarrollara anticuerpos frente a él. El reto más importante a la hora de desarrollar vacunas para los patógenos emergentes es su continua evolución y su capacidad para escapar de la respuesta inmune del individuo afectado. El objetivo es lograr vacunas que tengan un amplio campo de acción, es decir, que puedan proteger contra virus que no se hayan detectado todavía.

La rápida propagación de la infección y su agresividad convierten al virus del Ébola en un importante elemento para los ataques bioterroristas. De ahí su importancia pública de hallar una vacuna.
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy