La comida basura provoca asma infantil PDF Imprimir E-mail
NOTICIAS Triplannet.com
Escrito por NOTICIAS Triplannet.com   
Un niño disfruta comiendo una hamburguesaTanta hamburguesa se complica. Otra nueva cruz le llega a la comida basura, como si no tuviera pocas ya. Un estudio internacional sobre alergias y asma llamado ISAAC ha demostrado que este tipo de alimentación, además de elevar el riesgo de obesidad, diabetes y patologías cardiovasculares en los niños, provoca que se aumente también las posibilidades de padecer asma en la infancia.

Tres o más hamburguesas a la semana son suficientes para elevar el riesgo de asma y sus síntomas en los menores, particularmente entre la población infantil de los países desarrollados.

El proyecto se inició en 1992 en 20 países, tanto desarrollados como en vías de desarrollo se encuentran en una segunda fase. Los nuevos datos de la investigación han salido tras una submuestra de 29.579 menores de entre ocho y doce años de los 50.000 que se reclutaron en el inicio de la investigación y a los que se realizaron cuestionarios sobre dieta y padecimiento de asma, rinitis y dermatitis atópica. Además de los cuestionarios se sometieron a muestras sanguíneas tanto alérgicas como genéticas, además de pruebas de provocación bronquial. También se analizó el polvo de sus casas.

Los datos, publicados la revista 'Thorax', revelan que tanto la ingesta de fruta, como de pescado y de vegetales cocinados se asocia a una disminución del asma y de sus síntomas, tanto en los niños de países ricos como en los pobres. Incluso, en conjunto, la ingesta más frecuente de estos alimentos contribuye a una menor prevalencia de la patología a lo largo de la vida.

Por el contrario, la ingesta frecuente de hamburguesas se relaciona con una prevalencia elevada de asma y sibilancias en la población infantil. Aunque esta relación no se ha encontrado con el consumo de carne roja.

Los autores tuvieron en cuenta variables que pueden alterar los resultados como la exposición al humo del tabaco, al polvo de casa, antecedentes familiares de asma, dermatitis atópica y rinitis, así como la práctica de ejercicio a la semana.

La investigación ISAAC no concluye aquí. Se está pensando en la elaboración de más ensayos que corroboren estos datos y que ayuden a clarificar aún más la relación entre dieta y asma.
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy