Burgos: capital de la evolución humana PDF Imprimir E-mail
NOTICIAS Triplannet.com
Escrito por NOTICIAS Triplannet.com   
Así luce la fachada principal del edificio La localidad española de Burgos se ha convertido, o eso pretende, en la capital mundial de la evolución humana. El asunto tiene que ver con un imponente museo. La razón de su ubicación no tiene duda: en la sierra burgalesa se encuentra prácticamente toda la secuencia del ser humano en Europa en el último millón de años, algo inédito en un espacio tan reducido como son los yacimientos de Atapuerca, Patrimonio de la Humanidad desde 2000. Junto a restos fósiles del Homo antecesor, el Homo heidelbergensis y han aparecido restos fósiles del Sapiens. Sólo resta hallar un rastro del Neardenthal para tener toda la secuencia. Y todo apunta a que también paró en esos parajes.

La inauguración tendrá lugar el próximo 13 de julio, en un edificio de 12.000 metros cuadrados y forma de gran cubo, obra del arquitecto Juan Navarro Baldeweg se reproducen el perfil orográfico de los yacimientos. Desde un caudal fluvial hasta una terraza de la sierra.

En esa progresiva escala, el visitante, que podrá hacer el recorrido por libre o guiado, arranca de un nivel bajo la cota de entrada donde estará con un sólo vistazo frente a la historia geológica, arqueológica y paleontológica de Atapuerca. En este enorme espacio cuatro bloques acogen en su interior las reproducciones yacimientos como los de los Huesos, la Trinchera del Ferrocarril, la Dolina, el Elefante..., y donde se expondrán dos centenares de fósiles humanos, animales y de utensilios de los más de 7.000 extraidos de la sierra.

En este espacio, dedicado en exclusiva a Atapuerca, pequeños y mayores podrán, además, sentirse de algún modo arqueólogos. Varios elementos interactivos, así como la reproducción a escala de una zona de excavación, harán partícipes a los visitantes de la minuciosa labor de prospección. Unos de los utensilios son dos mesas con pantalla a modo de cuadrícula de una excavación con diversos restos fósiles sobre los que se puede situar una microcámara que radiografía el fósil, catalogándolo.

Como complemento a la historia paleontropológica de Atapuerca,y para resaltar su capital importancia en el conocimiento de la evolución humana, en la planta cero, a nivel de calle, pero ocupando el fondo de la gran edificio, una sala recoge la historia de la vida en el planeta, las teorías científicas sobre la evolución humana (Darwin, Mendel, Ramón y Cajal...). Sin embargo, es la denominada Plaza de la Evolución el eje neurálgico de esta planta. Doce cilindros, a modo de columnata, contienen en su interior las réplicas de una docena de homínidos, desde la de Lucy (3,2 millones de años) hasta el Homo sapiens. La evolución del hombre al completo está servida.
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy