Río es el carnaval elegido por los triplanneros PDF Imprimir E-mail
NOTICIAS Triplannet.com

Balarina en el Sambodromo de Río de Janeiro Los triplanneros han ofrecido su veredicto sobre cuál es el mejor carnaval. Hemos querido conocer cuál de las múltiples formas de celebrar la fiesta pagana más famosa del mundo es la más aceptada. Río de Janeiro ha resultado la ciudad elegida por un estrecho margen, por delante de Cádiz y Venecia. El carnaval es la fiesta previa a la cuaresma cristiana donde se combinan elementos propios de las celebraciones dionisíacas griegas y las famosas bacanales romanas. Incluso hay antropólogos que encuentran residuos de culturas afroamericanas. Es un cajón de sastre donde cabe casi todo lo que suponga desfasar y liarla a lo grande con disfraces, música, copas y lo que se encarte. En Río, desde luego, hay bastante de eso.

Surgida en la Italia medieval, la fiesta del abandono de la carne se ha institucionalizado en los cinco continentes como una explosión de alegría. En Río de Janeiro la fiesta oficial se desarrolla en el sambódromo, un recinto cerrado donde desfilan las escolas de samba que participan en el concurso anual. Las mejores coreografías se suceden en una orgía de música, luz y color. Las carrozas son auténticos escenarios móviles donde los mejores cuerpos y voces del país se exhiben con motivos de crítica al poder como habitual telón de fondo.

Las escolas de samba más conocidas en Río son Mangueira, Portela, Salgueiro, Beija-Flor, União da Ilha, Mocidade Independente y Tradiçao. Entre éstas habitualmente se decide el premio gordo cada año. Las escolas son organizaciones populares que acogen cientos e incluso miles de componentes. Cada Escuela prepara una gama de trajes de fantasía y unas carrozas totalmente motorizadas y con todo tipo de luces y efectos especiales. El desfile de cada una de ellas se va a las dos horas.

Las entradas para el desfile del sambódromo se ponen a la venta de un año para otro. Existe tanta afición que los ingresos del Sambódromo en dos días de desfile de las escolas de samba superan los 17 millones de dólares. Paralelamente al concurso oficial también se celebra el carnaval de la calle, más genuino, donde espontáneamente los vecinos forman desfiles que se prolongan hasta el amanecer. En la playa de Ipanema se suele liar cada tarde. Se cuenta que se sabe con quién se va, pero no con quién/es se saldrá. Así se las gasta el carnaval de Río.


Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy