La bacteria que salvará los monumentos ruinosos PDF Imprimir E-mail
NOTICIAS Triplannet.com
Escrito por NOTICIAS Triplannet.com   
Una pared agrietada que puede convertirse en historiaLas grietas de las paredes de nuestras casas y monumentos más preciados tienen los días contados. El remedio ya está aquí: la responsable de tan magna proeza es una pequeña bacteria que ha sido modificada genéticamente por un grupo de estudiantes de la Universidad de Newcastle para que actúe como sellado de las fisuras que aparecen en los edificios como consecuencia de las lluvias. El resultado parece producto de magia...

Los nueve alumnos creadores de BacillaFilla (original nombre que ha recibido la cuestión) han resultado ganadores de un concurso organizado por el Instituto de Tecnología de Massachussets donde que han participado más de 130 equipos de todo lo ancho y largo del planeta. El objetivo de esta competición es incentivar a los estudiantes para que desarrollen organismos mediante técnicas de ingeniería genética.

Con ese incentivo, los alumnos (procedentes de carreras que van desde la informática hasta la bioquímica), se pusieron manos a la obra. Así nació BacillaFilla,  formada con base en los microbios originales que viven en los suelos. A través de una modificación genética se puede introducir en las grietas que se crean en el hormigón. Una vez dentro, se reproducen y segregan una mezcla de carbonato de calcio y cola que cuando se endurece adquiere una textura y rigidez muy parecida a la del cemento. El resultado es el perfecto sellado de la estructura original con un coste mínimo.

El joven grupo de estudiantes padre de la invenciónAdemás,  BacillaFIlla (o la bacteria del sellado, como ya se la conoce) presenta muchas más ventajas. Sobre todo medioambientales, porque la producción de hormigón representa al menos el cinco por ciento de las emisiones de dióxido de carbono provocadas por el hombre. Por eso, si la bacteria reduce la creación de hormigón, el impacto medioambiental será mucho menor y se contribuirá a establecer sistemas de construcción más sostenibles. Unas ventajas que son especialmente útiles en caso de terremotos, cuando hay que derribar muchos edificios plagados de grietas que ahora, gracias a la bacteria,  se podrán recuperar.

La única desventaja que parecía presentar la bacteria era si se reproducía y rellenaba  sólo las grietas o podría sellar otras estructuras que no lo necesitaban llegando a perjudicar el edificio. Para evitar esos daños colaterales, los creadores han previsto un “mecanismo de autodestrucción” por el que la bacteria “reconoce” el material del hormigón y solamente se reproduce al entrar en contacto con él.

Más pros que contras de esta bacteria pegamento BacillaFilla creada por estudiantes y que se puede convertir en la solución a las grietas de nuestras viviendas.
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy