Patinazo de la NASA en su misión más 'verde' PDF Imprimir E-mail
NOTICIAS Triplannet.com
Escrito por NOTICIAS Triplannet.com   

Un satélite se perfila sobre el amanecer terrestreLa agencia espacial estadounidense (NASA) acaba de fracasar en un proyecto que tenía una misión muy ecológica: medir las concentraciones de CO2 en la atmósfera. El cohete Taurus XL, que servía como portador de la sonda OCO (‘Orbity Carbon Observatory’), tuvo un problema en su lanzamiento con las carcasas que protegían la carga. No hay certeza, porque otras fuentes informan que el vehículo debió acelerar más en el momento de poner al satélite en órbita, por la relación entre su peso y el de la carga.En cualquier caso, la pifia ha sido monumental. Fijénse en un dato: nada más y nada menos que 210 millones de Euros se invirtieron en la misión están en las frías aguas del Pacífico sur lugar donde ha caído.

La misión OCO hubiera sido monitorizar la atmósfera para detectar las acumulaciones, los movimientos y el aumento del dióxido de carbono para estudiar el cambio climático. La NASA pretendía poner su enorme potencial tecnológico para mejorar el conocimiento acerca del calentamiento global. Este proyecto debía convertirse en la primera plataforma espacial diseñada para medir las concentraciones de CO2 en la atmósfera terrestre. Éste es el principal gas de efecto invernadero responsable del cambio climático.

Según los cálculos científicos, cerca del 60% de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) provocadas por el hombre son absorbidas a partes iguales por los océanos y por los ecosistemas terrestres y los suelos. El resto permanece en la atmósfera aumentando la cantidad total de este gas y contribuyendo con ello al calentamiento global. La clave es conocer dónde están los sumideros y las principales fuentes emisoras.

El dióxido de carbono es uno de los componentes fundamentales de la atmósfera terrestre y por ello un pequeño cambio en el ciclo natural de emisión y absorción puede alterar gravemente el clima del planeta. El hombre es responsable de un 2% de su producción total, pero ese pequeño porcentaje ha situado las medidas de este gas en su nivel más alto del último millón de años.

El nuevo satélite estaba equipado con tres equipos de medición llamados espectrofotómetros, dos para medir el CO2 y uno para el oxígeno molecular, que debía servir como control porque permanece constante en la atmósfera. Además era de un tamaño muy pequeño, capaz de dar una vuelta al mundo cada 99 minutos y poseía un telescopio con una potente cámara dos veces más eficiente que la que porta el telescopio espacial Hubble.

Comentarios (1)Add Comment
0
yeyo
marzo 01, 2009
Votos: +1
la nasa es pa verla

esta gente se equivoca tela

Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy