En Reino Unido el CO2 se entierra PDF Imprimir E-mail
NOTICIAS Triplannet.com
Escrito por NOTICIAS Triplannet.com   

Chimeneas de una central de carbón en ChinaParecía que el carbón (a pesar de su abundancia) estaba olvidado como fuente energética de futuro, debido a su alta tasa de contaminación. Pero Reino Unido ha pegado un giro en cuanto a este pensamiento. Su gobierno laborista se propone reintroducir el mineral negro. Veamos cómo.

La decisión es debida a que las actuales centrales nucleares morirán antes de que las empresas tengan tiempo de construir las centrales que las sustituyan. Lo que unido al ambicioso compromiso de reducir las emisiones de CO2 en un 80% antes de 2050, dejaría la demanda energética británica pendiente del siempre movedizo suministro de los gaseoductos rusos.

En esta difícil solución, entran en juego las centrales térmicas que desarrollen la tecnología de captura y almacenamiento del carbono (CCS en sus siglas en inglés). Es decir, que reduzcan las emisiones del CO2 producido por la combustión de las centrales a base de enterrarlo bajo tierra.

El CCS no es una tecnología reciente, pero es la primera vez que un país desarrollado anuncia que construirá su política energética alrededor de ella. A partir de ahora, toda nueva central de carbón tendrá que enterrar un 25% de sus emisiones. Y se espera que para el 2025 sea de un 100%, cuando la tecnología del CCS esté plenamente desarrollada.

Es esa doble necesidad ecologista y energética la que ha hecho que el anuncio lo hayan recibido con entusiasmo similar empresarios, oposición y diversos grupos que batallan contra el cambio climático. No todos, sin embargo, lo ven todo tan claro.

¿Qué pasará si la tecnología CCS no se consigue desarrollar como se espera? ¿Será viable? Sin duda, éste sería un gran avance para el medio ambiente, ya que países como China tienen una alta dependencia del carbón.

Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy