La madre de la humanidad se llama Ardi PDF Imprimir E-mail
NOTICIAS Triplannet.com
Escrito por NOTICIAS Triplannet.com   

Una recreación de nuestro antepasadoEtiopía ha desenterrado de nuevo a un ancestro del hombre. Lucy, la que fuera el homínido más antiguo conocido, ha dejado de serlo. La madeja de la evolución humana se va desenredando.

Recientemente se presentó en sociedad el esqueleto del ancestro más antiguo del ser humano, al menos de los conocidos por el momento. Se trata de Ardi, una hembra de unos 4,4 millones de años de edad, de 1,20 metros de altura y 50 kilos de peso que vivió en Etiopía, a 225 kilómetros al Noroeste de Addis Abeba y a 60 kilómetros de donde se encontraron los restos de Lucy, un millón de años más joven y considerada, hasta ahora, el antepasado del hombre más remoto. La revista Science dedicó un amplio reportaje sobre el descubrimiento e investigación que ha llevado nada más y nada menos que 17 años.

Ardi pertenece a la especie homínida Ardipithecus ramidus que, según los análisis de los restos del cráneo, dientes, pelvis y manos, tenía una mezcla de rasgos compartidos con sus predecesores y otros con los homínidos posteriores. Lo más llamativo es que varios de éstos no aparecen en los simios africanos de la época moderna, tal vez porque hayan evolucionado rápidamente desde que compartimos el último ancestro común. Por tanto, quizás estos primates no sean un buen modelo para comprender nuestra propia evolución.

Analizando estos restos de la cabeza a los dedos del pie, lo que vemos es una criatura mosaico, que no es ni chimpancé ni humano. Es un Ardipithecus. Los abundantes restos hallados en la zona han permitido a los investigadores reconstruir casi al detalle cómo vivían Ardi y sus congéneres: en un entorno boscoso, donde treparon a cuatro patas a lo largo de las ramas de los árboles, pero no permanecían colgados mucho tiempo de ellas, como los chimpancés, sino que caminaban erguidos, a dos patas. Con un esqueleto tan completo y con tantos individuos de la misma especie en el mismo horizonte temporal, podemos realmente entender la biología de este homínido.

Estos hallazgos llevan a los científicos a concluir que los homínidos y los simios africanos han seguido diferentes caminos evolutivos y no se puede considerar a los chimpancés como sustitutos de nuestro antepasado común.

Los científicos subrayan que este es un momento crucial para comprender la evolución del hombre. El principal reto está en descubrir un ancestro, que debió vivir hace unos seis millones de años, a partir del cual simios y homínidos se separaron.

Comentarios (1)Add Comment
0
Rosa
octubre 27, 2009
Votos: +0
ridículo

No sé como siguen intentando justificar el origen animal del hombre cuando es evidente que venimos de Adam y Eva

Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy